HÉRCULES

Toché y Chechu lideran el clan de exherculanos en el Orihuela

El conjunto escorpión cuenta con ocho jugadores que pasaron por el Rico Pérez. Olmedo, Marí, Álex Pérez, Mauro, Bryan, Solano y los dos veteranos fueron blanquiazules.

Toché y Chechu lideran el clan de exherculanos en el Orihuela
RATE BAS / ORIHUELA CF

El domingo regresa Chechu Flores al Rico Pérez. El capitán del Hércules durante varias temporadas e ídolo de la afición blanquiazul estará bien acompañado. Chechu vuelve a la que fue su casa como líder de un Orihuela que tiene el blanco y el azul de segunda piel en muchos de sus jugadores. Casi un tercio de la plantilla amarilla, ha pasado por el Rico Pérez. Hasta siete futbolistas escorpiones han vestido la camiseta del Hércules.

Chechu comandará el clan de los exherculanos. El jienense estará acompañado por otro viejo rockero: Toché. El santomerano, hace 15 años, estuvo cedido en el Hércules por parte del Atlético. A sus 37 años, Toché ha decidido enrolarse en un proyecto cercano a su domicilio. Del Pozo flirteó con él en verano y lo tuvo en el punto de mira, pero al final no cristalizó la operación. El ariete sigue llevando el gol en la sangre y será una de las amenazas de Falcón.

Chechu y Toché serán los jefes de una camada que ha mamado el blanquiazul. Olmedo, Álex Pérez, Miguel Marí, Mauro, Brian, Mauro y Solano completan el clan herculano en Los Arcos. Olmedo, cedido por el conjunto alicantino, será el único que no podrá jugar el derbi del domingo al tener redactada la 'cláusula del miedo' en su contrato.

Brian debutó con Mandiá hace nueve años en el famoso partido de Copa ante el Alcoyano, el de la alineación indebida de Samuel Llorca. El mediocentro ha echado raíces en el Orihuela y es uno de los jefes del centro del campo. Menos experiencia tiene Miguel Marí, otro que ha vivido muy de cerca el Hércules al militar en las categorías inferiores y ser el hijo del mítico portero blanquiazul.

El central Mauro no llegó a debutar con el primer equipo, pero se formó en la cantera herculana. Pacheta se lo llevó a Alcoy para completar una convocatoria y estuvo cerca de enfundarse la elástica blanquiazul. El paso de Álex Pérez por el Rico Pérez fue similar, pero el mediocentro sí jugó dos partidos oficiales. Se estrenó con Tevenet en un partido de Copa ante el Andorra de Teruel y también tuvo minutos en Liga frente al Sabedell. Luego, se marchó al Real Murcia. Por último, Rubén Solano militó en el filial y ya fue verdugo del Hércules y de Vicente Mir el curso pasado. Su gol tumbó al equipo blanquiazul y acabó con la segunda etapa del técncio valenciano en el banquillo alicantino.

"Siempre es especial volver al Rico Pérez, aunque en esta ocasión no haya afición. Este año, si marco, sí lo celebraré", comenta Chechu, el azote blanquiazul el curso pasado en la victoria del Orihuela en el Rico Pérez. El jienense será el encargado de transmitir lo que supone medirse al Hércules, aunque no hará falta mucho mensaje porque en el vestuario escorpión conocen bien la casa.