INGLATERRA

Tim Howard, el extraño ídolo de Marcus Rashford y su porqué

El ahora delantero estrella del United no idolatró a delanteros en su infancia, la camiseta que guardaba como oro en paño era la del estadounidense.

0
Tim Howard, el extraño ídolo de Marcus Rashford y su porqué

Uno de los nombres del momento en el Reino Unido es Marcus Rashford. Sus reivindicaciones sociales fuera de los terrenos de juegos le han hecho protagonizar titulares fuera de la prensa deportiva. Recientemente, de hecho, ha liderado un movimiento contra la pobreza infantil que ayudará a 1.7 millones de niños, tras lograr que Boris Johnson aceptase su propuesta. Cuando el balón echa a rodar, es uno de los delanteros con mejor presente y un futuro más brillante del viejo continente. Sin embargo, el sueño de Marcus no siempre fue marcar goles. Con apenas siete años, su indumentaria de juego con el Fletcher Moss Rangers incluía guantes de portero, como el propio protagonista contaba en The Times en 2017: "En mi primera temporada, fui a la portería", reconocía.

"La emoción al marcar un gol es similar a la que sientes cuando salvas una ocasión clara", explicaba. Aquí es donde aparece el sorprendente modelo a seguir del Marcus de siete años: "Tim Howard era mi ídolo. Solía tener una pequeña camiseta suya". En la mencionada entrevista se permitía bromear acerca del tema: "Ves, llegará un partido... ¡Me volveré a poner los guantes un día!", decía tras indicar que siempre que se necesita un portero, él está más que dispuesto a volver a sus orígenes.

Tim Howard, posando junto a Alex Ferguson, el día de su fichaje por el Manchester United procedente del New York/New Jersey MetroStar, en julio de 2003.

Pero, ¿quién es Tim Howard y por qué él y no otros con mucho más nombre y foco mediático? Veámoslo. El guardameta nació en North Brunswick, Nueva Jersey, hace ya 41 años (6 de marzo de 1979) y, a pesar de su avanzada edad, no ha colgado los guantes: juega en el Memphis 901 de la USLC norteamericana (liga menor en la que tienen cabida algunos filiales de conjuntos de la MLS). Sin embargo, si echamos la vista atrás, en 2004, momento en el que Rashford defendía la portería de Fletcher Moss, era el portero titular de un Manchester United en el que un bisoño Cristiano Ronaldo comenzaba a llamar a la puerta de la élite.

Transición entre Barthez y Van der Sar

Entre los parroquianos de Old Trafford, si se pregunta por el portero titular en el cambio de siglo, quien viene a la cabeza es Fabien Barthez, mítico guardameta francés a quien muchos recordarán por el famoso beso que Laurent Blanc le daba en la cabeza como ritual previo a cada partido del Mundial 1998. Funcionó, por otra parte, ya que Les Bleus levantarían la copa que encumbraría a Zidane entre los más grandes, pero eso es otra historia. Barthez jugaría en el United cuatro años y, una vez abandonó la entidad en 2004, Howard ocuparía su puesto como titular (llegó en el verano de 2003 procedente del Metrostars de la MLS).

Laurent Blanc repite el ritual a nivel de clubes, cuando su Marsella se enfrentó al Monac de Barthez en la UEFA, en noviembre de 1998, tras el Mundial.

Pero no le duraría mucho la preponderancia al estadounidense, ya que en 2005 llegaría un tal Edwin Van der Sar procedente del Fulham. El holandés se convertiría en leyenda del club (se retiró allí en 2011), convertiría Old Trafford en Teatro particular y cerraría la puerta a un Tim Howard que hubo de hacer carrera en Liverpool, en las filas del Everton. En los Toffees, aquí sí, se consolidaría como uno de los cancerberos más solidos de la Premier League antes de volver, 413 partidos y 134 porterías a cero después, a su Estados Unidos natal en 2016, donde todavía se resiste a abandonar la práctica del fútbol.

El futuro por delante, con el gol por bandera

Así se explica que un tipo como Tim Howard, portero de transición en la historia del United, fuera el ídolo de infancia de Marcus Rashford. El de Wythenshawe guardó los guantes y comenzó a fijarse en futbolistas con otras características. La elección no ha podido ser más acertada, ya que, a sus 23 años, se ha consolidado como una de las banderas de un United (el pasado año marcó 22 goles y asistió en 11 ocasiones) que trata de salir del barbecho en el que entró con la marcha de Alex Ferguson. Como decimos, gran presente y, se espera, mejor futuro. Pero, ahora sabemos que no es Luis Suárez el único delantero con dotes salvadoras bajo palos...