ATLÉTICO DE MADRID

A Oblak le sale una competencia inesperada: el cancerbero Suárez

El '9' del Atlético demuestra con Uruguay que no sólo brilla ante la portería rival, sino que sabe defender la suya. En su trayectoria llena de goles también aperece una parada célebre.

Oblak es fundamental en el Atlético y uno de los mejores porteros del mundo, sino el mejor. Eso no lo discute nadie y menos en el entorno rojiblanco. Pero por lo que pueda pasar, hay un futbolista de la plantilla que también muestra sus buenas maneras como guardameta. No es un defensa, acostumbrados ellos a repeler disparos. Es Luis Suárez, y no se desenvuelve del todo mal...

El '9' atlético aprovechó la distendida sesión de Uruguay, previa al encuentro de esta noche ante Colombia, para enfundarse los guantes y el uniforme entero de guardameta para defender su portería en el partidillo. Con Suárez bajo los palos, su equipo —en el que también estaba Torreira— salió vencedor.

La parada para la historia de Suárez

La parada de Luis Suárez en el Uruguay-Ghana.

Luis Suárez ha marcado cientos de goles y se le tendrá siempre por un magnífico realizador, pero a la vez una de sus acciones más recordadas (y celebradas) fue un paradón. Y no como portero, sino como delantero en defensa. Fue en el Mundial 2010, en el Uruguay-Ghana de cuartos. En el último minuto de la prórroga, y con 1-1 en el marcador, Suárez hizo una doble parada salvadora sobre la línea. La primera con las rodillas y la segunda, ya sí, con las manos. Penalti y expulsión, pero Gyan chutó al larguero y, en la tanda, los charrúas se metieron en semifinales. El instinto de portero del ariete salvó a su equipo.

Quizá a Suárez, como especialista en el área rival que es, le sirvió conocer mejor que nadie la manera de pensar de los rematadores. En Uruguay está Campaña para defender la portería; y en el Atlético está el imprescindible Oblak. Pero si ocurre alguna emergencia, ahí está Suárez preparado para repeler goles...