INGLATERRA

Las sombras de Adama Traoré

El extremo español brilla con La Roja, pero ha perdido el puesto en el Wolverhampton, donde encadena cinco suplencias consecutivas en la Premier.

Si hubiera que buscar un nombre que rivalice con Ansu Fati (18 años) en lo que a irrupciones con la Selección Española se refiere, ese sería Adama Traoré (24). El fornido extremo eligió España por delante de Mali y, tras sufrir varias zancadillas, finalmente, logró debutar con La Roja en el amistoso frente a Portugal del pasado 7 de noviembre. El 0-0 final no empañó un estreno cargado de desborde, agresividad, potencia y descaro, las señas de identidad de Adama. Sin embargo, las luces a nivel a nivel internacional están cubiertas por las sombras que le rodean en el Wolverhampton: ha sido suplente en los últimos cinco partidos a las órdenes de Nuno.

El crecimiento de Daniel Podence (25 años) y Pedro Neto (20), jugadores que le han robado la titularidad y por quienes ha entrado en las cinco últimas segundas partes ha provocado una pérdida de paso en Adama que era difícil de augurar al comienzo de temporada. El curso pasado formó una sociedad letal con Raúl Jiménez (29) y Diogo Jota (23) y el futuro de los lobos no se entendía sin las tremendas incursiones del de Hospitalet. Los 6 goles y 12 asistencias con los que terminó la 2019-20 no reflejan al completo la importancia de sus incursiones en el área: promedió 9.8 intentos de regate por partido en la Premier, de los cuales el 68.9 % (6.8) fueron exitosos.

Este año, su porcentaje de acierto en una suerte que domina es similar (66.7), pero el número de intentos ha bajado (3 exitosos de 4.5 intentados) de la misma forma que lo han hecho su tiempo de juego: el curso pasado disfrutaba de 71 minutos por partido, por los 48 de este. Además, en los nueve partidos que ha disputado no ha firmado gol o asistencia alguna. Un inicio de temporada que podría ser anecdótico si no fuera por las informaciones que empiezan a llegar desde Inglaterra.

Renovación complicada

Si días atrás se decía que era el Wolverhampton el que estaba nervioso, ya que Adama no ponía firma al nuevo contrato ofrecido (el actual vence en 2023), ahora es The Athletic el que defiende que nuestro protagonista no está contento con la situación. La misma fuente indica que el extremo de 24 años cree que sus suplencias se deben a la demora en la rúbrica del nuevo acuerdo, mientras otra fuente distinta defiende que las decisiones de Nuno responden a razones puramente futbolísticas.

No hace mucho, todo eran sonrisas y jolgorio alrededor del lazo de unión entre Adama y el Wolves, el jugador hizo oídos sordos a los cantos de sirena de Liverpool o Barcelona, pero ahora, la situación es distinta. Los claros con España se complementan de oscuros en Inglaterra. Veremos cómo termina este juego de luces.