REAL VALLADOLID

Orellana regresa con Chile dejando buenas sensaciones

'La Roja' venció, como antes hiciera la Portugal sub'21 de Jota. El Yamiq no jugó con Marruecos, que también ganó.

Orellana regresa con Chile dejando buenas sensaciones
IVAN ALVARADO AFP

Desde el uno de septiembre de 2017 Fabián Orellana no vestía 'La Roja' en un partido oficial, cosa que sí hizo anoche. El futbolista del Real Valladolid volvió a enfundarse la remera de Chile ante el llamado de Reinaldo Rueda, que volvió a citarle después de que pasara más de un año de su última aparición con la selección, entonces, en un amistoso ante Colombia.

'El Poeta', como es apodado el blanquivioleta, disputó 76 minutos en la victoria por 2-0 ante Perú, en un encuentro marcado por el doblete de Arturo Vidal, que primero marcó un golazo y luego aprovechó un rechazo para sellar la cuenta. Su segundo gol vino precedido de un buen centro de Orellana, que remató Mora, aunque impactó en un defensa, lo que facilitó el rechazo para que 'The King' anotara su gol número 31 con su selección.

El atacante del Pucela actuó como extremo derecho, a menudo bien abierto, dentro del 4-3-3 dispuesto por su seleccionador, acompañando a Mauricio Isla, objeto de deseo del Real Valladolid en verano, por dicho flanco. El suyo fue el lado menos aprovechado por 'La Roja', que percutió habitualmente por el lado izquierdo de Beausejour y Meneses, aunque estuvo incisivo por su costado y se asoció por dentro en varias ocasiones antes de dar la alternativa a Yonathan Andía.

El Yamiq no juega; Jota, sí

Unas molestias de última hora impidieron que El Yamiq volviera a jugar con Marruecos, también después de un año sin hacerlo. Esto provocó que se quedara sin jugar en este primer turno de partidos internacionales, tal y como le sucedió a Shon Weissman después del positivo por coronavirus de Munas Dabbur, su compañero de selección, que provocó la suspensión del amistoso que iban a disputar en Noruega.

Por su parte, Jota disputó 68 minutos con Portugal sub'21, en la victoria por 3-0 ante Bielorrusia y, como Orellana, participó en un gol, el que abrió la cuenta a los tres minutos. Un centro suyo, tras un bonito gesto individual, acabó convertido en una asistencia culminada en propia meta por un zaguero. Posteriormente dispuso de una ocasión propia y de varios buenos centros que sus compañeros no remataron a gol, actuando como extremo izquierdo y mostrándose incisivo por ese costado antes de ser sustituido.