ALCORCÓN

Oficial: Anquela vuelve al Alcorcón

El técnico ya estuvo cuatro años en Santo Domingo y protagonizó el 'Alcorconazo'. Zaragoza y Castellón también le tantearon. Firma por esta temporada.

Oficial: Anquela vuelve al Alcorcón
Javier Navarro DIARIO AS

El Alcorcón ha hecho oficial la destitución de Mere Hermoso por los malos resultados, que le colocan colista de la competición. Según adelantó AS, la directiva ha anunciado ya la contratación de su sustituto: el mítico Juan Antonio Anquela. El club ha anunciado que uno de sus técnicos más laureados de la historia de la entidad firma hasta el final de temporada.

El técnico ya entrenó en Santo Domingo de 2008 a 2012, en un total de 121 encuentros. Sin ir más lejos, fue uno de los grandes artífices del mítico Alcorconazo al Real Madrid en la Copa del Rey y es considerado uno de los mejores técnicos de la historia del club. No fue una negociación fácil. El caché del entrenador es alto y el club quería unas buenas condiciones para cerrar su llegada. Finalmente, las partes han llegado a un acuerdo y Anquela se pondrá manos a la obra para afrontar una nueva jornada en Segunda División.

A sus 63 años, la última experiencia profesional de Anquela fue la pasada temporada en el Deportivo de la Coruña. Apenas duró tres meses y diez partidos en el cargo. Aun así, su dilatada experiencia y sus grandes resultados en otros clubes le dan un gran cartel dentro de la categoría. AS pudo saber que no solo el Alcorcón ha llamado a su puerta.

Zaragoza y Castellón, también sumidos en una mala racha, le han tanteado en las últimas fechas. Pese a ello, Anquela ha dado prioridad a regresar al lugar que le aupó como un técnico de referencia en el fútbol español. El parón de selecciones no detiene la Segunda División y el Alcorcón ya respira tranquilo al saber que su nuevo técnico trabaja para darle la vuelta a la situación.

Natxo González era la alternativa

La otra opción para el banquillo del Alcorcón era Natxo González. Con 54 años el técnico vitoriano consiguió la permanencia del Tondela portugués en la Primera División la pasada campaña. Consiguió el ascenso con el Reus a Segunda División, firmó la tercera plaza del Zaragoza un año más tarde y también entrenó al Deportivo de la Coruña. Era la alternativa en caso de que no fructiferase la negociación con Anquela, que finalmente si llegó a buen puerto.

El Alcorcón, el equipo de la vida de Anquela

Pese a que ya ha llovido desde su experiencia a los mandos del Alcorcón, Anquela sigue recordando cada día que pasó en Santo Domingo. "Me marcó en todo", dijo hace apenas unos meses en una entrevista a la agencia EFE. El técnico cogió los mandos cuando el objetivo del club no era otro que evitar el descenso a la Tercera División. Un año después, estaba festejando lo que probablemente sea la victoria más importante de la historia de la entidad: el 4-0 al Real Madrid de Pellegrini.

"Lo más importante fue que el equipo no se despistó nunca, ni cuando ganamos al Real Madrid", continúa. Además, lejos de perder contacto con aquella mágica generación, Anquela confirmó que estas mismas Navidades se reunió con todos sus futbolistas. Ya en 2012, decidió marcharse tras no lograr el ascenso a Primera División. Sus motivos, llevar cinco años: "Son muchos en un sitio".

"Para mí el Alcorcón era mi vida. Me ha marcado en todo y sobre todo en la manera de entender el juego. Hicimos un bloque y creíamos a muerte en él. Indudablemente ha sido el equipo más importante de mi vida. Teníamos una filosofía de dignidad, de trabajo y de buenos futbolistas que marcó mi vida", añade en una entrevista, cabe recordar, de hace apenas unos meses.

Sin embargo, se le preguntó por una posible vuelta y no lo vio del todo claro: "Pienso que las segundas partes no son buenas. Me siento partícipe de todo lo que hacen porque nos costó muchísimo". Eso sí, se resiste a dejar los banquillos: "Cada vez es más complicado, pero sigo peleando. Estoy muy fuerte en todas mis facetas, mental y físicamente, para seguir entrenando y creo que puedo conseguir un equipo con el que sacar buenos resultados".

Ahora, con el equipo de su vida en situación crítica y llamando a su puerta, ha decidido coger las riendas del barco. Vuelve así a lo que fue su casa, implicado y enamorado de las bases del club. Eso sí, el objetivo es de altura. Con cuatro puntos de 30 posibles, el equipo alfarero está contra las cuerdas. Y quién mejor que Anquela para darle vida.