REAL SOCIEDAD

Preocupación por el estado del césped de Anoeta

Imanol Alguacil achacó a las malas condiciones del campo la lesión de Andoni Gorosabel contra el AZ. "Algo tenemos que hacer porque los jugadores no están cómodos", sentencia.

0
Preocupación por el estado del césped de Anoeta
AMAIA ZABALO DIARIO AS

Hay preocupación en la Real Sociedad por el estado del césped de Anoeta. No es algo nuevo, porque el vestuario del primer equipo realista lleva tiempo planteando a la Dirección de Fútbol esta circunstancia. Pero ahora se ha acentuado porque por culpa de las malas condiciones de terreno de juego se lesionó un jugador. Se trata de Andoni Gorosabel, que en el calentamiento del partido de Europa League contra el AZ Alkmaar sufrió una torsión en su tobillo derecho y no pudo jugar después el partido.

El lateral derecho de Arrasate, a la espera de conocer los resultados de la resonancia magnética a la que ha sido sometido para determinar el alcance de su lesión, es baja para recibir al Granada en el Reale Arena este domingo. Joseba Zaldua, de baja desde el final de la pretemporada por problemas de pubis, tendrá que volver a la lista de convocados para reforzar la defensa de la Real.

Fue el propio Imanol alguacil, el técnico realista, el que desveló que la lesión de Gorosabel había sido por culpa del estado del campo, algo de lo que llevan quejándose desde hace tiempo jugadores y cuerpo técnico. "A Andoni se le tuerce el tobillo en el calentamiento porque el campo está fatal, no nos ayuda nada además, venimos repitiendo que está mal, y tenemos que pensar en algo porque los jugadores no están nada cómodos y nos afecta mucho también para nuestro juego. Gorosabel sufrió una torsión por el mal estado del terreno", decía el entrenador oriotarra.

El problema es que la Real ya cambió el césped de Anoeta hace un año, en noviembre de 2019, cuando también recibió críticas por su mal estado por parte de sus jugadores. Entonces, el club donostiarra decidió hacer caso a su petición y modificó el terreno de juego con un proceso laborioso que necesitó de un mes de colocación y asentamiento. Se pusieron tepes nuevos de una empresa de Cáceres y después se colocó el césped definitivo de tipo híbrido sisgrass con la inyección o cosido vertical de fibras artificiales en el terreno de juego en un proceso muy laborioso. Por eso preocupa que justo un año después el terreno de juego vuelta a generar dudas con su mal estado y que los jugadores vuelvan a estar incómodos jugando en su campo, hasta el punto de que un jugador se ha llegado a lesionar. La Real ya estudia qué opciones tiene para mejorarlo a lo largo del parón de Liga.