CHAMPIONS LEAGUE

Real Madrid-Inter: vidas cruzadas

Roberto Carlos, Ronaldo, Figo, Mourinho, Sneijder y ahora Achraf. Hay traspasos que marcaron a ambos clubes y también una final europea.

Real Madrid-Inter: vidas cruzadas

Dos gigantes que chocaron por primera vez en lo más alto se vuelven a ver las caras. Este martes a las 21 h, Inter y Real Madrid vivirán un duelo clave en esta Liga de Campeones. Dos dominadores de Europa cuyas vidas están cruzadas.

Casi de la misma quinta (el Inter nació en 1908, el Real Madrid en el 1902), el Real Madrid entró como invitado a la exitosa historia del Inter. Ambos se enfrentaron por primera vez en Viena en la final de la Copa de Europa y esta vez viajó a Milán gracias a Mazzola. Era la primera para los de Lombardía y la segunda final en la que los blancos se quedaban sin título tras caer ante el Benfica.

Ese momento ligó los dos recorridos de los clubes que se siguieron viendo durante los 80 en la UEFA y por última vez en el 98, como este martes, en la fase de grupos de la Champions. Aunque ya han pasado 22 años de aquel enfrentamiento, ambos clubes han ido ligando sus recorridos con distintas figuras.

Los galácticos, antes o después

Tres fichajes marcaron la historia de estos clubes en los 90 y los 2000: Roberto Carlos, Ronaldo y Luis Figo. Antes o después, los tres vistieron la camiseta del Inter y del Real Madrid. Roberto Carlos fue un fichaje histórico para los blancos. El brasileño se hizo con la banda izquierda durante una década y ganó de todo. Un fichaje que lamentaron en el Meazza casi cada semana. 

El caso de Ronaldo fue más breve pero intenso. Lesiones duras pero un talento voraz en el Inter que acabó mudándose a Madrid casi sobre la hora. Balones de Oro, Ligas pero, eso sí, una deuda con la Champions que nunca llegó a saldar en ninguno de los dos clubes aunque fue ídolo para ambos.

El único galáctico que hizo el camino a la inversa fue Luis Figo. Acabada su etapa en el Madrid, disfrutó sus últimos años en el Inter de Milán. Convertido para la afición blanca en un ídolo por su traspaso desde Barcelona y su buen nivel, en Milán, también se sintió importante y la afición le veneraba en una época de triunfos. Tanto, que allí decidió colgar las botas en 2009 e incluso llegó a trabajar en los despachos donde las rayas mutaron en traje negro y corbata azul.

Jose Mourinho y dos citas con la historia

Materazzi y Jose Mourinho abrazados en la rampa del Santiago Bernabéu después de ganar la Liga de Campeones como el padre que se despide de un hijo porque tiene que viajar a otro lado. El pase de Jose Mourinho del Inter al Real Madrid no pudo tener mejor escenario. En el Santiago Bernabéu y con la Copa de Europa presente después de batir al Bayern y conseguir el triplete. Historia absoluta del Inter que luego, también conseguiría en Madrid.

En el Bernabéu y ya como entrenador blanco, Jose Mourinho levantó al equipo después de un largo letargo y consiguió una Copa que invirtió la dinámica contra el Barcelona y una Liga de récord pero la Champions se le resistió. Tres veces a las puertas de la final que le fue negada hasta en la tanda de penaltis. Polémica, fútbol vertiginoso y títulos antes de volver a Inglaterra y dejar una huella imborrable que en todos genera un estado de opinión.

Antes de Madrid, el propio Mou se hizo con Italia y Europa revitalizando hasta su mejor nivel a Wesley Sneijder, holandés que pasó con sus claroscuros vestido de blanco. Wesley rozó el Balón de Oro y brilló con luz propia.

Achraf, el último en llegar

Hubo más traspasos pero el último en llegar ha sido Achraf Hakimi. El marroquí salió este verano tras una buena oferta del Inter y se ha adaptado a la perfección a la defensa de cinco de Antonio Conte, que casi impone en Madrid, aunque su fichaje acabó siendo desestimado hace dos temporadas.

Kovacic, Zamorano, que formó una delantera en blanco con Ronaldo, Seedorf, que luego acabó en el Milan, Solari o Samuel fueron otros de los que antes o después emprendieron el viaje. Lukaku se quedó cerca de ser un joven prometedor en el Bernabéu y además, por culpa de una lesión, no podrá jugar ante el que pudo ser su equipo cuando ahora es estrella del Inter.