LEGANÉS

Ya sólo falta Kevin Bua

Es el único jugador de campo del Leganés que aún no ha jugado ni un minuto. En Butarque hay confianza de que sea una pieza clave cuando coja la forma.

Leganés: Ya sólo falta Kevin Bua
Jesús Álvarez Orihuela Diario AS

El Leganés ya ha utilizado a lo largo de esta temporada 27 futbolistas. Sólo Málaga y Mallorca (28) superan en Segunda la rotación inicial de un José Luis Martí que parece haber dado con un once recurrente. Kevin Bua no figura ni en esta alineación arquetípica, ni entre los 27 pepineros con minutos en su haber. El hispano suizo es, de hecho, el único jugador de campo de la primera plantilla blanquiazul que el entrenador no ha usado aún. El otro es un portero: Asier Riesgo.

Kevin Bua no ha podido jugar todavía porque ha necesitado un largo periodo de adaptación y puesta a punto. Así lo ha venido repitiendo en las ruedas de prensa un Martí que, el pasado sábado, antes de jugar contra el Oviedo, insistió en que al hispano suizo le queda para tener el fondo adecuado.

Kevin está en ese proceso. No está para muchos minutos. Podemos contar con él y se puede adaptar. Lleva pocos entrenos. Sólo dos semanas con ésta. Pero nos puede aportar fútbol, velocidad y pausa. Puede jugar en ambas bandas. Ahora mismo está para esos 15-20 minutos. No más”, dijo entonces.

Con Arnáiz tocado, la presencia de Bua en la alineación contra los ovetenses era una opción válida sobre el papel. Pero Martí apostó por repetir con Arnáiz por esas limitaciones físicas que, con todo, no dejaron opción tampoco a que Bua debutara. Calentó, pero no pudo jugar al igual que le sucedió en el duelo frente al Zaragoza, el de su estreno en una lista.

En una plantilla de alta competencia como la del Leganés (28 jugadores, además de las aportaciones de los canteranos) Bua podría necesitar algo más de tiempo para entrar en dinámica. Con todo y con eso, en el Leganés confían en que se convierta en un futbolista importante para esta temporada que tiene por objetivo el ascenso.

Con experiencia en la Primera suiza y en la Europa League, voces autorizadas dentro del equipo lo consideran como uno de los futbolistas con más calidad y recursos de la plantilla. Ahora toca demostrarlo cuando tenga minutos. Una vía, la de que juegue, que se espera que pueda explotar en breve y que, además, dependerá también de su condición física.

“Me gustan las arrancadas con balón. Dar profundidad, asistencias y marcar, pero soy sobre todo un jugador rápido”, se definió a sí mismo el día de su presentación. Virtudes todas que dependen de una buena condición física y que lucen más cuando las piernas van a pleno rendimiento.

Es por eso por lo que se necesitará tiempo hasta que se vea su mejor versión, ésa que lo convirtió en un fichaje sorpresa cargado de expectativas. Por ahora ya ve los partidos desde el banquillo. Ahora queda ya sólo que lo pueda hacer desde el césped. Es el único pepinero que aún no lo ha hecho. Ya sólo falta Kevin.