REAL MADRID

Vida extra para Zidane

Una encuesta en As.com refleja que el 50,58% de los que han votado no cree que el técnico francés se juegue el puesto en el Clásico en el Camp Nou, este sábado.

Jugar bajo presión en el Camp Nou no alterará el pulso de Zidane. La experiencia acumulada por el francés en estos años en el banquillo de un club tan exigente como el Real Madrid le han permitido asimilar estas situaciones sin alterarse emocionalmente. Por eso, en el entorno del técnico marsellés se insiste en que ha preparado el Clásico de mañana sin dejarse perturbar por las fuertes críticas recibidas o por las dudas que en la cúpula del club han surgido tras los inesperados batacazos ante el Cádiz y el Shakhtar.

Zizou está curtido en la materia. Hace justo un año, el Madrid perdió en Mallorca ante un equipo recién ascendido (1-0) y además venía de dos bofetones en la Champions que ponían en peligro la clasificación para octavos de final: una derrota inapelable en París ante el PSG (3-0) y un empate sorprendente en el Bernabéu ante el modesto Brujas (2-2). El equipo acudía a Estambul jugándose su futuro en Europa ante el Galatasaray. Una derrota le dejaba casi contra las cuerdas y condenado a jugar la Europa League. En el club hubo tantas dudas que llegaron a sopesar una decisión drástica si se hubiese dado ese caso. Hubo mensajes a Mourinho, en ese momento sin equipo…

Pero Courtois tuvo una gran actuación y el equipo ganó a los turcos (0-1, gol de Kroos). Un triunfo terapéutico que se convirtió en un definitivo punto de inflexión. A partir de ahí, los hombres de Zidane fueron cambiando su imagen triste y errática y el equipo acabó ganando la Liga 34 y la Supercopa de España en Arabia Saudí. Solo se les resistió la Copa del Rey (eliminados ante la Real Sociedad en el Bernabéu, 3-4) y la Champions, donde se quedaron otra vez anclados en octavos al perder sus dos duelos con el City de Guardiola. Pero esa tremenda remontada que consumó Zidane cuando ya le señalaban todos los cañones poniendo en duda su futuro es lo que puede explicar la fe que todavía le tiene buena parte de la afición.

A la encuesta que propuso As.com con esta pregunta '¿Se la juega Zidane en el Clásico?', más del 50% votó que no. Sobre un arco de más de 9.000 votos (9.103), el 49,42% dijo que "sí" y el 50,58% que "no". Eso y sus 11 títulos, con las irrepetibles tres Champions consecutivas, colocan a Zidane en un trono difícil de asaltar. Cualquier otro entrenador en esta situación estaría en un banquillo electrificado y sin esa vida extra que tiene el francés. Zidane es Zidane. La afición aún cree en él. Este sábado en el Clásico y el martes en campo alemán, ante el Borussia Moenchengladbach, veremos si realmente la famosa flor de Zizou sigue fresca, viva y luminosa.