REAL VALLADOLID

Roberto se reencuentra con el Alavés en un momento agridulce

El cancerbero destacó bajo los palos frente al Huesca, aunque no ha dejado la portería a cero desde que debutó con el Real Valladolid.

Roberto se reencuentra con el Alavés en un momento agridulce
MIGUEL MORENATTI/DIARIO AS

Tan pronto, apenas un mes después de colocarse bajo los palos de la portería del Real Valladolid, Roberto Jiménez se ha subido ya a una montaña rusa. El cancerbero fue la apuesta de Sergio González contra el Huesca, pese a la recuperación de Masip, y rindió a un buen nivel, a pesar de que la actuación global del equipo le dejó al descubierto, al conceder ocho remates claros a puerta.

El madrileño evitó la derrota en El Alcoraz en lo que vino a ser la actuación de la orquesta del Titanic, pues solo la suya evitó el hundimiento tras la remontada del 0-2. Las varias paradas decisivas que realizó significaron su mejor momento en el escaso tiempo que lleva como blanquivioleta, si bien todavía no ha podido mantener la portería a cero, habiendo encajado ocho goles en los cinco partidos que ha disputado.

Este domingo, salvo golpe de timón de Sergio, se reencontrará con el Alavés, el conjunto que le rescató del ostracismo del West Ham en el pasado mercado invernal, inmerso en esa dinámica agridulce, que suma el sinsabor de que el Pucela se encuentra en descenso. En Mendizorroza, tras relevar a Pacheco jugó nueve envites, en los que vivió una situación semejante. Dejó una grata sensación, aunque solamente mantuvo la portería virgen en dos ocasiones.

La peor dinámica de Leganés, Mallorca y Espanyol y las dos victorias conseguidas con Roberto defendiendo la meta evitaron que el cuadro babazorro diera con sus huesos en Segunda: la primera, contra la Real Sociedad en la jornada 29, y la segunda, en la 37, frente al Betis en el Villamarín. Un mano a mano frente a Borja Iglesias con 0-0 en el marcador resultó decisivo y una parada a Juanmi con 0-2 sostuvieron a los vascos, que vencieron por 1-2.

El Alavés materializó la salvación a falta de una jornada gracias a esos tres puntos, después de encadenar seis derrotas (incluida una en Zorrilla) y un empate, en uno de los dos únicos encuentros en los que Roberto no encajó, frente al Getafe. En medio de esa racha, el hoy blanquivioleta recibió una goleada importante, un 6-0 ante el Celta, a la que sumó una despedida aciaga, con un 0-5 ante el Barcelona.

En total, fueron 19 los tantos encajados, a una media superior a los dos por envite, que no evitaron que dejara una buena imagen, como la que actualmente ofrece un Roberto que, si mantiene el puesto el domingo, querrá espantar los fantasmas con un triunfo, como el resto del equipo. A poder ser, sin encajar, algo que el Real Valladolid ha sido incapaz de hacer en todo lo que va de curso.