LAS PALMAS

Se filtran las imágenes con las que Las Palmas despidió a Tana

El club contrató a una agencia de detectives privados para vigilar la vida y hábitos del jugador durante un mes.

Las imágenes de Tana que ha difundido Las Provincias.
Las Provincias.

En un momento donde parecía que reinaba la paz en la casa amarilla, se han dado a conocer las imágenes que ha usado la UD Las Palmas para justificar la rescisión del mediapunta grancanario Pedro Tanausú Domínguez Placeres, que tenía contrato hasta junio de 2023. Según un informe elaborado por la agencia Mira Detectives a petición del club, se ve al deportista varias veces acudiendo de noche al pub Osiris Sisha Lounge de Las Palmas, donde lo fotografían fumando shishas o cachimbas, como así informa el periódico La Provincia.

Añade esta investigación que el día 25 de junio, dos días antes de jugar ante el Elche, partido en el que el jugador fue suplente, se observó a Tana con su novia en dicho local a las 12 de la noche "acomodados en el fondo del local, fumándose cada uno una Shisha, mientras ojean el teléfono móvil y él está tomando una botella de agua", mientras que después de la disputa del citado encuentro "vemos que el investigado sigue acomodado en su sillón, fumándose una shisha y bebiendo un refresco de 7Up, mientras observa en la tele un partido de fútbol".

Por otro lado, se añaden en esta investigación presuntos casos de excesos de velocidad, de fiestas en un chalet (aunque en ningún caso afirman verle), saltarse supuestamente medidas de distanciamiento social en una embarcación y de realizar entrenamientos por su cuenta estando lesionado. Tana ha recurrido esta decisión del club y considera “no existe ningún acto de indisciplina, ni que incumpla el régimen interno y, por lo tanto, no existe ningún argumento por el cual el club pueda resolver mi contrato”, como escribió el pasado ocho de septiembre en sus redes sociales. Según la información de La Provincia, además de a Tana, los detectives contratados por la directiva de la UD vigilaron a otros cinco futbolistas del equipo profesional. Después de recibir los correspondientes informes de seguimiento, el club decidió no sancionar a ninguno de ellos.