JUVENTUS

Morata se fue a la Juventus para volver a la Selección

El delantero madrileño decidió irse del Atlético con el objetivo de jugar los partidos decisivos y para cumplir el sueño de ser el 9 de España.

El plan de Álvaro Morata empieza a funcionar. El delantero madrileño decidió irse del Atlético y regresar a la Juventus porque consideraba que desde el conjunto italiano contaba con más opciones de regresar a la Selección española. Y en pocos partidos está demostrando con su rendimiento que es el nueve de España.

Su doblete en el estreno de la Champions ante el Dinamo de Kiev y su gol ante el Crotone la última jornada del Calcio han provocado una catarata de elogios para el internacional. A Morata se le nota a gusto porque goza de toda la confianza de su entrenador Andrea Pirlo. Fueron compañeros y Pirlo sabe perfectamente como tratarle.

Morata vivía feliz en Madrid y su intención era continuar en el Atlético. Pero después de su suplencia ante Leipzig en los cuartos de final de Champions, Álvaro le dijo a su agente Juanma López que lo mejor era buscar una salida porque había comprobado que en los partidos decisivos Simeone no contaba con él como titular.

Juanma López llevaba meses trabajando en silencio la posible salida de Morata, porque el club le había indicado esa posibilidad a finales de junio. Aunque a principio de agosto volvieron a contactar del club con él para comunicarle que Morata era intransferible, Superlópez (así le cantaba la afición colchonera en el Calderón cuando era jugador del Atleti) tenía avanzada la negociación con la Juventus que se facilitó cuando Andrea Pirlo fue nombrado entrenador de la Vecchia Signora.

La negociación se inició con el Atlético pidiendo la cláusula de rescisión. Luego pasó a pedir 80 millones y después 55. Y el Atlético acabó aceptando una cesión por dos años ante la imposibilidad de buscar una salida a Diego Costa ya con la contratación de Luis Suárez cerrada.

El buen arranque de Morata y la necesidad de un nueve goleador y rematador en la Selección invita a pensar que Luis Enrique le volverá a llamar para enfundarse la Roja en los próximos compromisos de noviembre ante Holanda, Suiza y Alemania. Morata ha jugado 33 partidos con la Selección absoluta desde su estreno el 15 de noviembre de 2014 y ha marcado 17 goles. Pero Álvaro no ha conseguido hacerse fijo con la Selección y se llevó una decepción cuando Lopetegui le dejó fuera del Mundial de Rusia.

Morata decidió irse a la Juve con el objetivo de jugar los partidos decisivos y con el sueño de volver a la Selección y asentarse como nueve de España. Simeone no logró sacarle su mejor rendimiento. Además, Luis Enrique no ha llevado a ningún del Atlético desde que regresó a su cargo de seleccionador. Por ello, Morata eligió volver a la Juve. Para ser importante y para volver a jugar con España.