VALENCIA

Guedes encuentra su sitio ideal en la delantera

El luso jugó su mejor partido esta temporada actuando en punta de ataque. Sus números, como delantero o mediapunta, son espectaculares: 9 partidos, 5 goles y 2 asistencias

Guedes, tras marcar al Villarreal.
DAVID GONZALEZ

Javi Gracia sabe que con los bueyes que tiene tendrá que arar en esta temporada. Ni siquiera piensa en el mercado de enero y más bien reza porque Murthy cumpla su palabra y no le venda a Kondogbia. Por eso, está centrado en sacar el máximo rendimiento a cada uno de sus jugadores. Y uno sobre el que tiene puesto el foco es Gonçalo Guedes. El portugués es el fichaje más caro de la historia del club (40 millones) pero no acaba de explotar con el Valencia, salvo en la primera temporada en la que estuvo cedido del PSG. El reto es recuperarlo a toda cosa ya que debe ser un futbolista diferencial en el actual Valencia.

Y una de las teclas que tocó Gracia con Guedes el pasado domingo fue ubicarlo de delantero, junto a Maxi Gómez. Y al menos numéricamente, la apuesta salió bien. El luso marcó un golazo y además se asoció bien con Maxi y con los futbolistas que se incorporaban en segunda línea. De hecho, a Gracia le debió gustar la prueba ya que sólo le sustituyó en el descuento por Vallejo y ha sido el partido que más minutos le dejó sobre el campo en esta temporada.

En términos generales, Gonçalo Guedes no ha jugado demasiadas veces como mediapunta o como acompañante del delantero. De hecho, Marcelino sólo lo utilizó ahí en partidos puntuales, en el curso 2018-19, y Celades en varios partidos consecutivos el pasado mes de febrero, cuando también le buscaba su sitio. No obstante, el confinamiento lo paró todo. En total, Guedes ha jugado nueve partidos en la punta de ataque, bien como mediapunta, por detrás del delantero, bien como segundo delantero. En esos duelos, ha marcado cinco goles y ha dado dos asistencias. Por números, una posición en la que genera mucho.

Tras una primera temporada (2017-18) en la que Guedes lució con Marcelino en el extremo izquierdo, con algunas excepciones en el derecho, el técnico asturiano probó con el luso por el centro, en punta de ataque, varias veces, en el curso 2018-19. Su primera aparición en punta fue salvadora. Salió 20 minutos en Krasnodar, con la eliminatoria cuesta arriba de Europa League, y marcó el gol que daba el empate y el pase a los cuartos de final. Un golazo. Un mes después, Marcelino volvió a tirar de Guedes como recurso en dos partidos seguidos de Liga. Contra el Levante, donde marcó un gol y dio una asistencia en Mestalla (3-1). Y una semana más tarde, en el Villamarín, donde marcó los dos goles de la victoria del Valencia (1-2). En ese mismo estadio, en la final de Copa del Rey ante el Barcelona, jugó de delantero los últimos minutos. Tuvo dos opciones claras para sentenciar pero las erró, ya fruto del cansancio.

En la temporada pasada, Celades también lo intentó ubicar como segunda punta, aunque la mayoría de veces como recurso, saliendo desde el banquillo. Sólo lo alineó de titular en ataque, junto a Maxi, dos veces. Y ninguna de las dos veces salió mal del todo. Contra el Atlético, en el Wanda (2-2) donde ambos combinaron bien y en el infausto partido de San Siro contra el Atalanta (4-1). Es cierto que el resultado final lo tornó todo negro pero ellos dos y Ferran Torres generaron ocasiones para marcar más de un gol ante el equipo de Gasperini. Además, Celades le metió como delantero 45 minutos contra el Betis, en Mestalla, por la lesión de Maxi. Jugó con Gameiro y le dio una asistencia (2-1). Asimismo, jugó 31 minutos arriba contra el Getafe (3-0) y 18 minutos contra el Alavés (1-1), en el último partido antes del parón. El pasado domingo volvió a jugar como segunda punta y marcó un golazo.