PSG

La reivindicación de Sarabia

Ya mejora el inicio de su primera temporada en el PSG. Este viernes se salió ante el Nimes, con dos asistencias y un gol con mensaje: "Aquí estoy yo".

Pablo Sarabia (28 años) ha demostrado este viernes que su estreno de campanillas en el PSG no fue por casualidad. Su primera temporada en París la acabó con cuatro títulos y como el noveno jugador de Tuchel en el reparto de minutos (2.409), un dato meritorio entre tanta estrella pero que no es suficiente para describir su trascendencia en el equipo. Dos estadísticas completan el mapa de su función inicial en el Parque de los Príncipes: también fue el cuarto máximo goleador (14) y asistente (8) de la plantilla.

Con ese escenario, para Sarabia vale aquello de que lo más difícil no es llegar, sino mantenerse. Y en esas está el ex de Sevilla, Getafe y Real Madrid. El PSG, pese a la crisis, se movió en el mercado y conservó a los Mbappé, Neymar, Icardi o Di María, pero el español sigue encontrando siempre su hueco. El curso pasado había jugado 431 minutos y dado 2 asistencias en los primeros siete partidos de los parisinos, perdiéndose uno por una pequeña lesión; este ha tenido una participación ligeramente menor, 370 minutos, pero más rentabilizada: 1 gol y 3 asistencias.

Su primera noche destacada ha sido frente al Nimes, este viernes. Entendió perfectamente las necesidades del juego y ejecutó con brillantez, eficaz en sus apariciones, como suele, especialmente en el área y sus alrededores. Le sirvió el 0-2 a Florenzi, el 0-3 a Mbappé y selló con la zurda la goleada, 0-4. Si el italiano y el francés hubieran andando más finos en la definición gracias a otros dos envíos suyos muy buenos, el resultado hubiera sido todavía más sonado. Pero ahí queda igualmente la gran actuación de Sarabia, que le sirve de reivindicación: en París siguen los mejores del mundo... y él junto a ellos.