NACIONAL DE MONTEVIDEO

Munúa vuelve al mercado

El técnico uruguayo puso fin a su etapa como entrenador de Nacional de Montevideo. Su gran labor en el Cartagena le da un gran estatus en el fútbol modesto español.

0
Munúa, en un partido con Nacional.
Federico Anfitti EFE

Gustavo Munúa vuelve al mercado. El que fuera uno de los mejores entrenadores la pasada temporada en Segunda División B abandonó el Cartagena para cumplir un sueño y dirigir al Nacional de Montevideo. Algo menos de un año después, las cosas no han ido como él esperaba y ha sido destituido de su cargo. La derrota en la final del torneo Apertura ha puesto la puntilla a su mandato, si bien la directiva no ha confirmado aún su adiós. Y ahora, ¿volverá a España?

Desde luego, aquí cuenta con un gran cartel por sus labores en el Cartagena. Hizo al equipo uno de los más fuertes a nivel defensivo de Segunda División B, hasta el punto de ser durante algunas semanas el equipo menos goleado del continente. Él comenzó a fraguar el ascenso que luego remató, con una gran labor, Borja Jiménez.

Por el momento, el Cartagena cabalga en la décima posición de LaLiga SmartBank y en la ciudad no hay duda alguna del trabajo de su actual técnico. Eso sí, en tiempos de flaqueza, será inevitable el runrún con el uruguayo, debido al gran trabajo que hizo desde que cogiera el mando en julio de 2018. Antes, se había estrenado al mando de un banquillo en España con el Depor Fabril. Previamente vivió su primera experiencia en Nacional y en el Liga de Quito de Ecuador. 

Munúa es un técnico valiente, cuyas decisiones no dejan indiferente a nadie. Medios uruguayos apuntan a que su despido se ha debido a la falta de autocrítica, algún error en alineaciones sorprendentes o su dificultad para ganar partidos de altura. Eso sí, todo apunta a que si hubiese conquistado el Apertura en la noche de ayer todo hubiese seguido como si nada, pese a la pérdida de confianza.

El mercado del coronavirus ha trastocado los planes iniciales de ciertos clubes, cuyos entrenadores acaban pagando los platos rotos de un mal inicio. Sin ir más lejos, en Segunda División ya han sido destituidos Lucas Alcaraz y Juanfran, al sumar tan solo uno y tres puntos respectivamente en las cinco jornadas disputadas. López Garai, en el Albacete, y Nafti, por parte del Lugo, han sido los encargados de suplirles. Cabe recordar que este último, al igual que Munúa, no tiene experiencia en la élite en España y llega al cargo por su rendimiento en categoría de bronce.

Con los banquillos más tambaleantes que de costumbre debido a las anómalas circunstancias, salta al mercado un entrenador de gran calibre, si bien se desconoce si pronto querría asumir un nuevo reto tras el intenso año en su país natal. Sea como fuere, Munúa podría aportar a cualquier banquillo de Segunda División una fortaleza defensiva sólida, un bloque como prioridad frente al protagonismo individual y una garantía de equipo fiable. El exguardameta vuelve a estar libre y solo el tiempo dirá si continúa en Uruguay o se aborda en un nuevo reto profesional en España.