SEGUNDA B

Ser extranjero y entrenar en Segunda B, una extraña combinación

Solo tres clubes apuestan por un técnico foráneo de los 102 conjuntos que hay esta temporada en la categoría.

Entrenadores Segunda B Yeclano Extranjero San Fernando Salamanca
Matilde Campodonico AP

La Segunda B es una categoría de trucos, de crear tu pócima mágica, mezclar tus ingredientes, y sacar adelante tu proyecto con aquello en lo que confías. Unos directores deportivos apuestan por jugadores veteranos, otros por jóvenes, puedes confiar en entrenadores con ascensos a sus espaldas, o en grandes conocedores de la categoría, etc. Pero realmente hay una rara avis dentro de la categoría de bronce, confiar en técnicos extranjeros.

Esta temporada habrá más equipos que nunca en Segunda B, en total 102 banquillos, 102 proyectos con sus objetivos y sus ilusiones. Y solo tres han dado el timón de su barco a entrenadores foráneos: Yeclano Deportivo (Héctor Sandroni), San Fernando CD (Jovan Stankovic) y Salamanca CF UDS (Sergio Egea).

La gran pregunta es por qué, cuál es el motivo por el que se considera un riesgo que un técnico no nacido en España dirija a un equipo en Segunda B. Quizás se piensa que es la mejor manera de asegurar un rendimiento más inmediato, o una mejor adaptación al tipo de fútbol de trabajo y de conocimiento de la categoría que se exige para triunfar. En los tres casos mencionados, ninguno de ellos llega a ciegas, los tres cuentan con experiencia, de una forma u otra, en el fútbol español.

Jovan Stankovic, fichaje mediático sin haber entrenado en España

Una de las sorpresas de la categoría en el puesto de entrenador esta campaña es, sin duda, Jovan Stankovic. Tras quedarse a las puertas de la fase de ascenso a Segunda con el parón repentino de la competición, sextos a solo tres puntos del cuarto clasificado, el San Fernando ha dado un giro a su proyecto. Tito García San Juan fue sustituido en enero por Alberto González, que tampoco logró cumplir con el objetivo de los playoff.

Por ello, la dirección deportiva del conjunto gaditano ha hecho su apuesta, tan extraña en la categoría como valiente. No obstante, Stankovic no es un desconocido para el fútbol español. Tras destacar como jugador en el Estrella Roja serbio con una Liga y tres Copas, en la 95/96 ficha por el Real Mallorca, donde asciende a Primera y gana una Supercopa de España. Después Javier Clemente se lo lleva al Olympique de Marsella, y más adelante logra el ascenso a Primera con el Atlético de Madrid. Se retira en la UE Lleida.

Como técnico, ha estado en los cuerpos técnicos del Beira-Mar (Portugal), Atlético Baleares, Sindjelic Beograd (Serbia), Estrella Roja sub19 (Serbia) y el FK Iskra (Montenegro), antes de recalar finalmente en el banquillo isleño. Él mismo reconoció en su presentación no conocer “mucho” la categoría, pero intentará llevar a los Francis Ferrón, Lolo González, Biabiany o Bernal a Segunda.

Héctor Sandroni, un repetidor con resultados excelentes en Yecla

La vida de este técnico argentino no se entiende sin el Yeclano de la misma forma que los éxitos del Yeclano en la actualidad no se entienden sin Sandroni. El preparador azulgrana llega a Yecla con solo 14 años, y consigue ser un jugador clave en el ya desaparecido Yeclano Club de Fútbol.

Después pasa por el Hellín, el Sangonera o el Jumilla hasta regresar al nuevo Yeclano Deportivo para conseguir dos ascensos y llegar a Tercera. Con 34 años cuelga las botas y pasa directamente a entrenador del equipo, logrando ascender a Segunda B y descender de nuevo. Vive después un periplo por el Real Murcia Imperial y el Olímpic de Xátiva hasta regresar al Yeclano de nuevo.

Actualmente encadena ya cinco temporadas al frente del equipo y está pasando por su mejor momento. La temporada pasada fue el conjunto revelación del grupo IV, colándose como cuarto clasificado para la fase de ascenso a Segunda y siendo eliminado en la primera eliminatoria por la Cultural Leonesa. Sandroni hizo de La Constitución un fortín y buscará de nuevo dar la campanada.

Sergio Egea, extensa trayectoria en España y un ascenso a Segunda

Apostar por Sergio Egea como entrenador es de todo menos un riesgo. Su dilatada experiencia en el fútbol español como jugador y técnico le avala. Como futbolista pasó por equipos como el Hércules, el Elche, el Recreativo de Huelva, o el Orihuela antes de pasar a los banquillos.

Desde la perspectiva del área técnica, el argentino comienza como primer entrenador en el Pinoso CF, y luego pasa por el Real Madrid B, el CD Toledo, el Hércules CF y el Real Valladolid B. En el año 2001 se une a Hugo Sánchez para ser su segundo entrenador, pasando por el Pumas de la UNAM, el Club Nexaca, la selección mexicana y la UD Almería. Después vuelve a ocupar mayor responsabilidad en Estudiantes de Altamira y CD Eldense hasta recalar en el Real Oviedo.

Los aficionados ovetenses saben perfectamente de lo que es capaz Egea. Él logró el ansiado ascenso a Segunda, donde aún continúa el equipo. Después ha tenido dos segundas etapas más en el Pumas y el Oviedo, junto a un paso por el Xelajú de Guatemala, antes de recalar para esta campaña en el Salamanca CF UDS, un club con muchos lazos con Latinoamérica y con ganas de crecer más.

Hasta seis técnicos de fuera en la pasada temporada 19/20

Además del mencionado Héctor Sandroni, hubo cinco entrenadores más nacidos en el extranjero en banquillos de la categoría y ninguno de ellos acabó la temporada. Sobre todo, el caso más curioso es el del Salamanca CF, que ya repitió la campaña pasada con técnicos foráneos y ninguno de los dos mexicanos resultaron buenas apuestas.

El primer nombre fue un ‘bombazo’, pues entregaron las riendas del vestuario a Marco Antonio Rodríguez, el exárbitro conocido como ‘Chiquimarco’. Sin embargo, fue destituido casi 72 horas después de su nombramiento, a dos días de comenzar la competición. Y tras dos entrenadores nacionales, en la jornada once llaman a Rafael Alejandro Dueñas, que es destituido también a los siete partidos.

Sorprendente fue también la etapa del venezolano Tony Franco por el CD Izarra. Llegó como asistente de Unai Jáuregui, e hizo de interino en la jornada 10 hasta la llegada del siguiente entrenador.

Más exitosas han sido las trayectorias del uruguayo Gustavo Munúa y el tunecino Mehdi Nafti en Segunda B. El primero dejó al FC Cartagena segundo en su primera campaña sin poder ascender, y en la segunda, la pasada, se marchó tras 18 jornadas, con el equipo líder, al Nacional de Montevideo uruguayo, logrando el equipo cartagenero el ascenso a final de temporada.

Por su parte, Nafti fue destituido por el CD Badajoz en la jornada 23 con el equipo metido en fase de ascenso, pero en la anterior metió a los pacenses en los playoff. Ahora ha firmado por el Étoile du Sahel tunecino. Por distintas razones ninguno logró triunfar, pero la realidad es que ni aseguran el éxito, ni son motivo de fracaso seguro.