FÚTBOL FEMENINO

Vilda, sobre cambiar el tamaño de las porterías: "Ahora se les hace caso a las porteras"

El seleccionador español opinó que no cambiaría las reglas ni distancias. "El fútbol practicado por mujeres o por hombres es fútbol", destacó.

0
Jorge Vilda, seleccionador español, en el Congreso de Liderazgo de la Mujer en el Fútbol.

El Leadership Women Football E-Congress 2020, congreso internacional sobre liderazgo de la mujer en el fútbol, arrancó este jueves con la presencia destacada de figuras como Sarai Bareman, directora de fútbol femenino de la FIFA, o Jorge Vilda, seleccionador nacional de la Absoluta Femenina y director técnico de las selecciones españolas de fútbol femenino. Ambos lideraron una jornada protagonizada principalmente por mujeres líderes en este deporte y en la que se debatió sobre una visión inclusiva de la igualdad de género, donde hombres y mujeres colaboren en la mejora de la sociedad a través del fútbol.

Jorge Vilda participó en una de las primeras mesas redondas de este Congreso, que cuenta con el patrocinio de AS, sobre la diversidad como factor de éxito en el área técnica. Al seleccionador español le acompañaron en este debate María Pry, entrenadora del Levante Femenino y una de las dos entrenadoras que hay ahora mismo en la Primera Iberdrola, o Iraia Iturregi, exjugadora del Athletic y entrenadora del Athletic B en Segunda Femenina. Vilda tomó la palabra para destacar la necesidad de que vayan surgiendo más referentes en los banquillos: "Además de conseguir referentes como las futbolistas es importante que se creen referentes en los banquillos. Y eso se consigue con visibilidad y profesionales como las tenemos".

Los tres técnicos españoles, Vilda, Pry e Iraia, debatieron acerca de si es necesario cambiar el tamaño de las porterías u otros aspectos técnicos en el fútbol femenino. "Yo soy partidaria de no hacer ninguna modificación. Yo me preocuparía de darle todos los recursos a mi portera y no sea una decisión de reducir el tamaño de la portería. Voy más allá y me encargaría de que el entrenador o entrenadora de porteras la preparara en todos los condicionantes de acuerdo con la exigencia. Antes no se les dedicaba el tiempo necesario a las porteras, que entrenaban sólas, sin ningún especialista a su lado. A día de hoy eso ha cambiado. Y ese es el camino", opinó Pry.

"El fútbol practicado por mujeres o por hombres es fútbol"

En la línea de la entrenadora granota se mantuvo Jorge Vilda: "Yo comparto la opinión de Maria Pry. Hemos evolucionado mucho en la demarcación de las porteras porque se les entrena y se les hace caso. Pero esto también pasó en el masculino. Hasta no hace tantos años eran los preparadores físicos o a final del entrenamiento el propio entrenador el que preparaba al portero. El crecimiento en ese nivel ha sido exponencial. Por eso no creo que haya que cambiar las distancias del campo, tiempo, porterías... El fútbol practicado por mujeres o por hombres es fútbol". Tampoco se desmarcó Iraia de estas dos opiniones: "Hay que seguir potenciando esa demarcación. Quizá nunca llegemos a la escuadra con la misma facilidad que un hombre, pero hay margen de mejora y lo vamos a conseguir. Yo no cambiaría las reglas". 

Además, el seleccionador de la Absoluta femenina lanzó un reto para todos los integrantes del fútbol masculino y femenino. "Yo creo que el reto es que todos tenemos que estar por encima del genero. Tenemos que ver a profesionales, con capacitación y que sea capaz de sacar el máximo rendimiento, ya sea hombre y mujer. Y yo creo que eso será antes de lo que esperamos. Las federaciones tienen el poder de poner las estructuras para que se den esos pasos. En cuanto veamos a mujeres en cualquier cuerpo de fútbol femenino y en grandes clubes de fútbol masculino nos daremos cuenta de que ya está normalizada la situación. Entonces se contratará por capacitación y no por género", puntualizó Vilda, que quiso destacar la labor de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) en el fútbol femenino.

"Se está demostrando cada día que uno de las ambiciones de la RFEF es el fútbol femenino. Está funcionando el observatorio de igualdad, del que soy miembro, que se preocupa de la igualdad a nivel general a nivel nacional. Existen también becas para que jugadoras se formen en entrenadoras. De esos programas han salido algunas entrenadoras como Montse Tomé o Laura Del Río", indicó Jorge Vilda, que estuvo acompañado por una de las grandes referente en los banquillos del fútbol femenino español, María Pry. La entrenadora sevillana del Levante y ex del Betis puso el foco en que la diversidad no tiene que ir por género sino por capacidad y conocimientos. "No quiero que se vea la diversidad como mujeres para fútbol femenino y hombres para el masculino. Las mujeres estamos llegando cada vez más lejos por esas capacidades que estamos demostrando. Y, además, gracias a que nos están dando la oportunidad de llevar a cabo nuestro sueño", subrayó.

Pry es una de las dos entrenadoras que ocupan un banquillo de la Primera Iberdrola, junto a Natalia Arroyo, de la Real Sociedad. Una ausencia femenina que la entrenadora española que valoró de la siguiente manera: "A día de hoy nos encontramos con un factor a destacar y es la cantidad de mujeres que están capacitadas para entrenar. Cuando yo empecé era diferente. Se tiene que producir el cambio de rol de jugadoras a entrenadoras. Ahora se ve el fútbol femenino más profesional con otras vías, bien sea como entrenadora, fisio, preparadora física... Tenemos grandísimas jugadoras en España que cuando se retiren serán grandísimas entrenadoras. Todavía estamos en ese cambio. Muchos tomamos ese cambio antes porque no éramos tan buenas ese cambio. Pero hay muchas que siguen en activo y se están formando y que serán grandes entrenadoras".

"Las jugadoras reclaman ser cada vez más profesionales"

La entrenadora del Levante, que acabó la pasada temporada de la Primera Iberdrola en tercera posición, tras Barça y Atlético, también puso en relieve la mayor profesionalización de los clubes, cuerpos técnicos y jugadoras. "En todos los clubes se está apostando mucho por especialistas. Esto hace que el cuerpo técnico mejore y el rendimiento de las jugadoras también lo haga. En ese sentido se ha experimentado un cambio radical en los últimos años. Los cuerpos técnicos de la Primera Iberdrola son multidisciplinares y eso viene dado por la exigencia de la categoría y de las jugadoras, que reclaman ser cada vez más profesionales. Todos los clubes son cada vez más profesionales y le dan un trato de profesional a las jugadoras. Se están provocando muchos cambios, como el hecho de que las jugadoras en lo primero que piensan al levantarse en entrenar. Lo importante es que vayamos todos de la mano y en el mismo cambio. Tiene que verse esa unidad porque es lo que va a hacer que sigamos creciendo", dijo Pry.

De una entrenadora de Primera a una de la Reto Iberdrola, correspondiente a la Segunda División de fútbol femenino en España. Iraia Iturregi, que sumó más de 400 partidos con el Athletic en su etapa como jugadora y ahora dirige al Athletic B Femenino, recordó cómo fueron los inicios del Athletic Femenino. "Entramos como jugadoras en 2002 en Lezama y tuvimos que romper barreras y enterrar creencias. Empezaron a vernos trabajar y logramos ganarnos la confianza y nos veían como un equipo más. En la parte de cuerpo técnico estamos haciendo lo mismo. A mí en Lezama me están tratando como una entrenadora más. Creo que es importante que haya referentes para las niñas, al igual que tiene que ver de jugadoras. Ahora las entrenadoras jóvenes tenemos que ver a María Pry como referente. Yo en cuanto a diversidad busco un equilibrio en mi cuerpo técnico, pero no de género sino de personalidades", expuso.

Por su parte, Sarai Bareman, directora de fútbol femenino de la FIFA, se mostró muy optimista con el futuro de la categoría y destacó la importancia de seguir trabajando en medio de esta crisis sanitaria mundial para evitar que el crecimiento del fútbol femenino se frene. "En FIFA, tenemos una estrategia muy ambiciosa para el fútbol femenino. Estoy segura de que los acuerdos no se han frenado pese a la pandemia", aseguró la exjugadora neozelandesa, que acaba de cumplir cuatro años al frente de la división de fútbol femenino en el ente del fútbol mundial.

Bareman quiso poner en manifiesto la gran apuesta de Infantino por esta categoría, en la que la organización está ejerciendo una gran apuesta con 1.000 millones de dólares hasta 2022. "Desde que el presidente Infantino asumió el liderazgo en la FIFA, aumentamos el número de mujeres que trabajan en la organización en un 50%. Y seguimos trabajando para preparar y apoyar a las mujeres que quieran trabajar en esta industria", puntualizó Bareman, a la que le acompañó Kimberly Morris, directora de Recursos Humanos y Servicios de la FIFA. "Estamos trabajamos para promover la inclusión. Necesitamos diversidad para tener éxito como un equipo. En la FIFA, trabajamos para promover la diversidad de orígenes, géneros, regiones, idiomas, etc", destacó Morris.