HOLANDA

Van Ginkel: dos años y medio de calvario por las lesiones

El centrocampista confía en poder jugar esta temporada tras un infierno. Su club, el Chelsea, lo ha cedido al PSV. Ya ve la luz al final del túnel. Era de los jugadores con mayor proyección de Europa.

Van Ginkel: dos años y medio de calvario por las lesiones
@PSV

Marco van Ginkel (27 años, Países Bajos) lleva dos años y medio sin poder jugar al fútbol. Casi 900 días. Sus rodillas le han jugado malas pasadas y le mantienen en el dique seco desde principios de mayo de 2018. Por entonces volvía a sentirse otra vez futbolista en las filas del PSV, tras un infierno de lesiones.

  • Centrocampista
  • Países Bajos

El centrocampista holandés era una de las promesas con mayor proyección de Europa. Empezó a llamar la atención del fútbol europeo en las filas del Vitesse con los que debutó en la Eredivisie con apenas 17 años. Era la temporada 2009-2010. En 2012, ya con 19 años disputaba sus primeros minutos con la camiseta oranje, de la mano de Louis Van Gaal. Para entonces era ya un fijo en el once de su club, el Vitesse, y se lo rifaban los clubes más importantes de la liga holandesa. Incluso, su nombre sonaba con fuerza en las oficinas de los más punteros equipos alemanes. El español Albert Ferrer le dio la alternativa en el equipo. En esos años anotó 23 goles y repartió 18 asistencias en los más de 100 partidos con la camiseta negra y amarilla del Vitesse. Esos primeros años tuvo un primer contacto con sus malditas lesiones: pequeño problema en un menisco.

Fichaje por el Chelsea...y rotura de ligamentos

Llegó el verano de 2013 y se cruzó en su camino Roman Abramóvich. El dueño del Chelsea, con especial colaboración con el Vitesse, se fijó en la gran proyección del joven holandés. Desde el club blue estaban seguros de haber hecho el negocio del año ya que pagaron menos de 10M€ por su fichaje. Era la campaña de la vuelta de Mourinho al equipo y Van Ginkel era junto a Salah, Willian, Zouma, Schürrle y Matic, parte del nuevo lavado de cara del club de Stamford Bridge.

Van Ginkel, frente al Atlético en Champions.

Mourinho contaba con él y el neerlandés estaba confiado en hacer un buen año en la Premier y así hacerse un hueco para el Mundial de Brasil. Pero el 24 de septiembre de 2013, a los 10 minutos de un partido trámite de la Copa de la Liga ante el Swindon Town, Van Ginkel se destrozaba el ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha. Adiós Mundial y bajonazo anímico ante una ilusionante temporada.

Para la 2014-2015, ya recuperado, el Chelsea lo cedió al Milan. Apenas tuvo continuidad y encima tuvo graves problemas en los ligamentos de un tobillo, aunque en el tramo final de la campaña era fijo para Filippo Inzaghi. De vuelta a Londres se marchó cedido al Stoke City y en enero de 2016 el Chelsea accedía a que se marchara a préstamo al PSV. Buenas noticias: se volvía a ver al mejor Van Ginkel en Eindhoven. Con ritmo de competición y decisivo (era un fijo en el once de Phillip Cocu, incluso estuvo a punto de eliminar el Atlético de Madrid en los disputados octavos de final de la Champions). Tan bueno fue su fútbol, que volvió a recibir la llamada de la selección. Tenía sólo 23 años y salía de la pesadilla pero...

Eredivisie con el PSV y enésima lesión

El verano de 2016 no fue como esperaba Van Ginkel. Una inflamación en la rodilla le dejaba en el dique seco hasta noviembre, aun así el Chelsea ampliaba su contrato por tres años más confiando en sus virtudes. En enero de 2017 regresaba al PSV como cedido para retomar sensaciones. Tras un gran final de campaña, el PSV conseguía prorrogar el préstamo durante toda la campaña 2017-2018. Fue su mejor año. Disputó la temporada entera: 33 partidos jugados, 16 goles. Capitán del equipo y campeón de la Eredivisie.

Van Ginkel, con el Chelsea en la pretemporada de 2013.

En el Philips Stadium jugó su último encuentro de corto: el 6 de mayo de 2018 frente al Groningen. Meses después, el Chelsea anunciaba que volvía a operarse la articulación: "Van Ginkel se ha sometido a un procedimiento relacionado con la reconstrucción y revisión de su ligamento cruzado anterior. El tiempo de recuperación esperado es de aproximadamente ocho meses". No se supo nada de él hasta la llegada de Lampard al banquillo blue en el verano de 2019, pero también eran malas noticias: "Desafortudamente ha tenido algunos complicaciones con la cirugía de rodilla".

Otra temporada en blanco y solamente cuatro partidos y 97 minutos con la camiseta del Chelsea desde su fichaje en 2013. Tras renovarle un año más su contrato, el conjunto londinense ha decidido cederle al club donde mejor ha rendido últimamente. Su vuelta al PSV es un bálsamo entre tanto drama. "Podemos ayudarlo ahora y estamos muy felices de hacerlo. Marco aún no está disponible, pero si la fase final de su recuperación va bien, puede jugar un papel importante muy pronto", dicen desde la entidad holandesa. Jugadores como Santi Cazorla, que estuvo en el dique seco cerca de dos años, o Bruno Soriano, algo más de tres fuera de los terrenos de juego aunque luego acabara retirándose, son dos buenos ejemplos de superación para Van Ginkel. Todo pasa. Él solamente tiene 27 años y de momento está donde más ha brillado: el PSV. ¿Volverá en el estadio donde jugó su último partido?