REAL ZARAGOZA

Baraja: “Tenemos que mejorar en tres cuartos, que es donde se marcan las diferencias”

El técnico considera que su equipo debe ser capaz de encontrar esa verticalidad y más en La Romareda: “A pesar de no tener a nuestra gente, debemos ser fiables en casa”.

Zaragoza
Baraja: “Tenemos que mejorar en tres cuartos, que es donde se marcan las diferencias”
ALFONSO REYES

Rubén Baraja ha atendido esta mañana tras el entrenamiento a los medios de comunicación en la habitual rueda de prensa previa al partido. El técnico espera que pronto se encuentre una solución para que no vuelvan a reprogramar partidos y espera darle continuidad a la solidez defensiva mostrada en Alcorcón y añadir mejoras como tener la capacidad de robar y salir con peligro a la contra o tener una mayor verticalidad en tres cuartos: “Hay que tener ese equilibrio para buscar atacar sin descubrirte mucho atrás. Cada semana iremos viendo mejoras en el equipo, pero sin olvidarnos de las cosas que venimos haciendo bien”.

—Una vez cerrado el mercado, ¿qué valoración hace de la plantilla que le ha quedado?

—Hemos tratado de encontrar esos jugadores que nos dieran esa versatilidad y esa competencia que necesitamos en cada posición y creo que el equipo tiene argumentos, capacidades y virtudes que nosotros ahora debemos tratar de aprovechar para sacarle rendimiento. La temporada es larga, vamos a necesitar a todos y todos tienen que estar preparados para trabajar y aportar al equipo, que al final es lo más importante.

—Como entrenador y ex futbolista, ¿qué le parece que se estén programando partidos para el lunes y cuatro días antes se adelanten al domingo?

—A todos nos gustaría que se llegara ya a un consenso y esta situación se solucionara porque estamos hablando de dos o tres aspectos que son fundamentales a la hora de preparar un partido, como son la fecha que tiene, la planificación de la semana y los descansos. Si a pocos días del partido lo modifican, perjudica a todo. Y más cuando te toca jugar fuera de casa porque hay un viaje. Nos a pasado lo mismo tanto al Albacete como a nosotros y eso hace indicar que es una situación que se tiene que mejorar pronto, pero que no puede servir de excusa. Hay que tratar de que se solucione pronto y tener un control y un orden en el calendario porque todos queremos tener una planificación no sólo a seis o siete días, sino a dos o tres semanas para tener la posibilidad de organizar entrenamientos, descansos y orientar bien los partidos.

—El Albacete llega a La Romareda con un solo punto de doce posibles. ¿Qué rival espera?

—En este momento de la temporada todos los resultados son anecdóticos. Ellos no han arrancado bien, pero eso no significa que no vaya a ser un equipo que nos va a apretar, que nos va a exigir y que nos va a llevar a estar a un buen nivel para poder lograr la victoria. Lucas Alcaraz, al que todos conocéis porque estuvo aquí hace poco tiempo, es un entrenador muy metódico, con mucho trabajo a nivel defensivo. Sus equipos siempre están bien ordenados, cometen pocos errores y generan situaciones en segundas acciones y centros laterales. El Albacete es un equipo que tiene mucho potencial con sus delanteros cuando van por fuera y nosotros debemos tratar de hacer un partido completo y continuo y mejorar en esas fases de juego, sobre todo en tres cuartos, que es donde se marcan las diferencias en los partidos. Estamos creciendo en algunos aspectos, pero en esos tres cuartos debemos ser capaces de encontrar esa verticalidad y profundidad para generar situaciones de gol y más jugando en casa. Para nosotros debe ser algo positivo jugar de nuevo en La Romareda y sentir que estamos jugando en nuestro estadio. A pesar de no tener a nuestra gente, tenemos que ser un equipo fiable en casa y eso siempre te da regularidad en la competición.

—¿Es precisamente en esa verticalidad en tres cuartos en lo que ha incidido a lo largo de esta semana?

—Hemos tratado de potenciar esas cosas que podemos tener, que nuestros jugadores de fuera tengan esa verticalidad que buscamos, que los puntas nos den soluciones y que también tengamos buenas llegadas por fuera con nuestros laterales. En la evolución del crecimiento del equipo hay que mantener lo que hicimos bien en Alcorcón, en donde el equipo tuvo momentos de bastante continuidad en el juego y en el esfuerzo, y mejorar en los otros aspectos. Creo que el paso de las semanas nos va a hacer tener más energía y piernas en los metros finales. Cada semana iremos viendo mejoras en el equipo, pero sin olvidarnos de las cosas que venimos haciendo bien, como ser fuertes atrás, tener contundencia defensiva y ser un equipo sólido. Es algo a lo que siempre nos tenemos que agarrar, ya que mantener la portería a cero siempre te da posibilidades de ganar y te hace ser un equipo solvente durante los partidos. Hay que incidir en esas pequeñas mejoras que te van a dar la diferencia en los resultados.

—¿Qué tipo de partido va a plantear el Real Zaragoza?

—Independientemente de que juguemos en casa o fuera, debemos tratar de ser un equipo que cuando tenga la pelota maneje bien el juego y sea capaz de atacar bien sin que eso te genere que en la contra te puedan pillar en alguna situación. Hay que tener ese equilibrio para buscar atacar sin descubrirte mucho atrás porque además el Albacete es un equipo que transita rápido, sobre todo con la gente de fuera, especialmente por la derecha con Álvaro Jiménez, que tiene velocidad y verticalidad. Por otro lado, debemos ser un equipo que no conceda y sea fuerte en el aspecto defensivo y por momentos también ser capaces de robar y salir con peligro a la contra. Al final, creo que en el fútbol tienes que ocupar todos los registros porque si eres capaz de manejar todos los aspectos del juego, seguramente estarás más cerca de ser competitivo y cuidar los detalles para poder ganar.

—¿Cuánto le condiciona la baja de Nick por sanción a la hora de configurar ese once titular?

—Cuando no cuentas con algún jugador, debes tener a otros que estén preparados para darte un buen nivel. Creo que la dinámica de los entrenamientos nos va a llevar a que en cualquier momento cualquier jugador pueda tener la posibilidad de participar y eso es muy importante, generar una dinámica y un día a día competitivo en el que todo el mundo tenga en su cabeza que es cualquier momento puede ser importante para el equipo y participar y que cuando no lo haga esté preparado para hacerlo. Si conseguimos que la plantilla entienda los roles, los momentos y que lo importante aquí es el equipo, cuando haya un jugador sancionado o lesionado, habrá otro compañero que seguramente dará un buen nivel. Es lo que debemos conseguir, pensar todos en el equipo y en que su rendimiento eleve el rendimiento del compañero.

—La ausencia de Vuckic le abre las puertas de la titularidad al ‘Toro’ Fernández. ¿Cómo lo está viendo?

—Es un futbolista que viene de mucho tiempo sin jugar y de una pretemporada extraña porque tampoco ha participado en partidos, por lo que todo esto lleva su tiempo. Ha llegado más tarde, ha ido entrenando con el grupo a buen ritmo, ya ha acumulado dos semanas de entrenamientos continuos y creo que está preparado para participar y ofrecer lo que buscamos en él, que sea un delantero importante y que nos dé soluciones, juego ofensivo y remate cuando seamos capaces de tener profundidad por fuera y también que sea capaz de interpretar el juego, no sólo cuando tenga el balón en los pies, también cuando tenga que moverse.

—¿Hay posibilidades de que Adrían juegue por detrás del delantero?

—Es un jugador que puede jugar de ocho o de diez, ya lo ha hecho durante su carrera. También tenemos opciones ahí con Papu, Bermejo y Vuckic, que no está ahora. El ‘Toro’ Fernández no ha tenido continuidad y le debemos ir dando poco a poco ese espacio en el que se sienta bien, sus minutos para que vaya cogiendo los conceptos y, sobre todo, un rendimiento que igual no es a corto plazo, pero que sí que puede ser a largo plazo. Invertir en él, darle la posibilidad de que tenga minutos y se sienta importante y aprovechar todo su potencial. Debemos encontrar la forma para que él nos dé lo que tiene. Es un delantero que tiene unas características para Segunda División que tenemos que aprovechar. Es cuanto a las variantes, lo de Adrián puede ser, Papu, que está trabajando bien, también… Debemos tener alternativas y los momentos son los que te llevan a tomar una decisión u otra. El problema es cuando no tienes soluciones o debes inventar sobre la marcha. Es importante tener cosas trabajadas y que ellos vayan sintiendo la confianza de que en cualquier momento el que entre puede tener un buen nivel y hacer lo que pide el partido.

—¿Qué valoración hace del fichaje de Tejero?

—El tema del lateral derecho es una situación que ya veníamos valorando desde el momento en que la apuesta pasa solamente por estar con Vigaray más la posibilidad de Francés. A veces buscas un perfil de jugador que no tienes y a lo mejor no está en el mercado o no puedes acceder con él y eso nos ha pasado hasta última hora con el caso de Tejero. Su incorporación nos da una muy buena variante, sobre todo en situaciones en las que tengamos que atacar por fuera y tratar de ser protagonistas con el balón porque los equipos se te cierran atrás. Es un jugador con más profundidad ofensiva que Vigaray, que tiene otras virtudes, y nos queda un lateral derecho, contando también con la posibilidad de Francés, muy versátil. También tenemos en el lateral izquierdo dos alternativas, así como jugar Chavarría por delante. Creo que esto es lo que nos tiene que dar una plantilla: riqueza táctica, riqueza en cuanto a posibilidades y sobre todo en cuanto a soluciones para los momentos de los partidos o en función de lo que busques en cada encuentro. El tema de Tejero va orientado a eso, a tener dos perfiles diferentes en esa posición y a que si pasa cualquier cosa, tener siempre una solución

—Atienza no tuvo un buen final de campaña y ha habido muchas críticas hacia él por su rendimiento. ¿Cómo lo está viendo en este inicio de curso?

—El fútbol es actitud y capacidades más rendimiento y en el caso de Atienza su rendimiento le pondrá al nivel que todos esperamos de él. Hay que darle importancia al hecho de tener la posibilidad de que dentro de la plantilla tengamos tres o cuatro jugadores en esa posición que en cualquier momento pueden entrar y nos permitan variar y meter modificaciones, ya que va a haber lesiones y sanciones. Atienza está cumpliendo con lo que le exigimos: ser un defensa que domine el área, ser fuerte en el juego aéreo, jugar sencillo para no meterse en grandes problemas y ser fiable y regular en el rendimiento para ir sumando buenas actuaciones. Es lo que le exigimos a él y en general a todos los jugadores de la línea defensiva. Siempre digo que los defensas igual no te ganan partidos, pero sí que te pueden hacer perderlos por cometer errores. Ahí es donde debemos incidir mucho, en que seamos fiables y estables y que la línea defensiva nos dé seguridad y regularidad a lo largo de la temporada.