REAL MADRID

Mendy, el verso libre

El lateral, fichado la pasada temporada como nuevo refuerzo para el lateral izquierdo y como relevo de Marcelo, se ha convertido en la baza ofensiva y defensiva del conjunto blanco.

Ferland Mendy, en una jugada de ataque ante el Levante.
Alex Caparros Getty Images

Es el verso libre del ataque del Real Madrid. Ferland Mendy, fichado la pasada temporada como nuevo refuerzo para el lateral izquierdo y como futurible relevo de Marcelo, se ha convertido en la baza ofensiva y defensiva del conjunto blanco. El francés comienza a recordar a Roberto Carlos y a Marcelo, dos jugadores que han dejado su huella en la banda izquierda del conjunto blanco: desde 1996, fecha de la llegada del primero, hasta el invierno de 2006-07, cuando llegó Marcelo, la banda izquierda no ha conocido otro lateral. Los tres comparten similares características: la principal, son laterales de largo recorrido, con la vista puesta más en la portería rival que en defender la suya propia.

Así lo determinan los números en los tres encuentros de Liga que ha jugado hasta el momento. Ante la Real se le notó más frío de lo normal: perdió 19 balones por sólo dos recuperaciones, según datos de Opta. Sin embargo, fue el partido en el que más pases dio en el campo rival: 31 (dio 45 pases acertados de 54 intentados, un 83,3% de efectividad), e incluso fue objeto de un penalti que no se señaló. Pero su paso adelante lo dio ante el Betis, en una salida complicada: acertó en 43 de 45 pases que intentó (95,6% de efectividad), siendo 24 en campo rival. Estuvo más acertado a la hora de defender (siete recuperaciones por ocho pérdidas, equilibrado) y ganó los cuatro duelos que mantuvo (100% de efectividad). Sus números mejoraron notablemente ante el Levante: sólo falló un pase (50 de 51, un 98% de efectividad), de los que 30 fueron en terreno contrario, y recuperó más balones de los que perdió (siete por seis).

La voracidad ofensiva del lateral francés es tal, que en determinados momentos de los tres encuentros en los que ha participado, la defensa madridista estaba compuesta por una línea de tres jugadores mientras Casemiro se incrustaba en el espacio que dejan Varane y Ramos, que es el jugador que se desplaza a esa demarcación. Su presencia, irrumpiendo desde atrás, sorprende a los rivales, fijados en jugadores atacantes como Benzema, Vinicius, Rodrygo, Asensio… más las llegadas de futbolistas desde la segunda línea, como Modric, Kroos o Valverde. Sin embargo, en su debe queda mejorar su disparo a puerta. Hasta la fecha sólo suma un gol marcado con la camiseta blanca: estuvo a punto de lograr marcar ante el Betis, pero su tiro se marchó fuera. Poco a poco, y tras soltarse la correa del cohibimiento de sus primeros partidos, Mendy es un verso libre. Y en ataque, más.