MÓNACO 3-ESTRASBURGO 1

El Mónaco vence de forma heroica al Estrasburgo con dos jugadores menos

Los monegascos ganaban 3-1 y tenían el partido controlado hasta que vieron dos expulsados. Se colocan en puestos de acceso a Europa League.

El Mónaco vence de forma heroica al Estrasburgo con dos jugadores menos
VALERY HACHE AFP

No hay ni un partido cómodo para el Mónaco desde que ganara la Ligue 1 en 2017. Los monegascos controlaban el partido contra el Estrasburgo por 3-1, hasta que dos expulsiones revolucionaron todo. No obstante, la victoria se quedó finalmente en el Louis II tras una resistencia heroica del equipo local con nueve jugadores en el tramo final de partido.

Kovac repitió el 4-3-3 que ya asentado en el Mónaco, con Cesc Fàbregas comandando el centro del campo junto a Tchouameni y con Ben Yedder formando dupla en ataque con Volland, con Jovetic acompañando a ambos. El conjunto del Principado necesitaba ganar hoy al Estrasburgo para no perder la estela de los puestos de acceso a la Champions League.

El Louis II acogió 15 minutos incontestables del Mónaco. Desde el pitido inicial, el equipo dispuso de ocasiones claras. Jovetic erró una gran combinación entre Ben Yedder y Volland que fue el aviso de lo que estaba por llegar. Kovac juntó por dentro a los tres delanteros para dar amplitud por las bandas con los laterales y el resultado no pudo ser mejor.

Tras un inicio dubitativo, en los que no marcó gol en las tres primeras jornadas de la Ligue 1, Wissam Ben Yedder ha vuelto a su mejor versión. El exsevillista evidenció en el inicio de temporada que se sentía mucho más cómodo jugando al lado de una referencia que no con extremos abiertos y lejanos de su zona. Kovac lo entendió de maravilla, dándole un contexto muy favorable con Jovetic y Volland combinando constantemente con él en el último tercio del campo rival. En el minuto 9, el internacional francés aprovechó una gran combinación con Volland para hacer el primer gol del partido, marcando por segunda semana consecutiva y recuperando el gran nivel que mostró durante el curso pasado.

El Mónaco, lejos de intentar ser más conservador como ha sido habitual cuando ha estado con resultado a favor, siguió atacando y tuvo más ocasiones. Jovetic volvió a fallar una ocasión manifiesta de gol y Kamará realizó una gran intervención a un buen disparo de Tchouameni. El Estrasburgo fue creciendo poco a poco tras el apaciguamiento local y Thomasson tuvo el empate, pero su remate se estrelló en el poste.

Tras la tempestad inicial, el Mónaco bajó de revoluciones y comenzó a defender con la posesión del balón. Los de Kovac ocuparon muy bien los espacios y justo antes del descanso, aumentaron su ventaja en un gol de bella factura. Jovetic atrajo a dos rivales, le dio ventaja a Touré en la banda izquierda y el lateral asistió a Rubén Aguilar. Fue un gol producido por dos laterales y que volvieron a mostrar la incidencia ofensiva que ha implantado el técnico croata en el Louis II. Por su parte, el Estrasburgo, muy cansado tras estar 45 minutos detrás sin balón, recibió un jarro de agua fría cuando los de Laurey ya pensaban en irse al túnel de vestuarios.

El segundo acto tampoco defraudó y comenzó con un ritmo todavía más frenético que el de la primera mitad. Badiashile, un central de 19 años pretendido por el Real Madrid cometió un error de bulto al darle un balón en largo a su portero sin mirar. Chairi, que había ingresado en el minuto 45, aprovechó la cesión del defensa y batió a Lecomte. Sin pestañear, el Mónaco respondió con otro gol de Ben Yedder, aprovechando un gran desmarque de Jovetic y un pase a placer el montenegrino.

Por si fuera poco, todavía hubo más emoción en el Louis II. En apenas diez minutos se vieron dos goles y una expulsión. Tchouameni llegó muy tarde a un duelo con Djiku teniendo tarjeta amarilla y el exjugador del Burdeos fue expulsado. No ha habido ningún partido a lo largo de la temporada en el que el Mónaco haya podido acabar tranquilo.

Los malos presagios no solo se confirmaron para el Mónaco, sino que los monegascos acabaron el partido con nueve jugadores. Ajorque le cogió la espalda a Badiashile y cayó en el área tras un derribo de Disasi. El árbitro interpretó que el central no quería disputar el balón y le expulsó de inmediato. Precisamente, Ajorque transformó la pena máxima y puso patas arriba un partido que parecía controlado para el Mónaco.

A pesar de estar con dos jugadores más, el Estrasburgo tuvo muchas dificultades para llegar al área de Lecomte. Kovac introdujo a dos defensas (Matsima y Biancone) y se blindó en su área. Los nervios se instauraron en los de Laurey, buscando siempre ataques por la banda derecha a través de Keny Lala y sin poder penetrar en la tela de araña monegasca. Ajorque tuvo de cabeza en el 87 el empate, pero su testarazo fue muy centrado. El Mónaco se lleva una victoria de mérito aguantando de forma heroica en el tramo final.

El Nimes frena al Lens

El Nimes frenó en casa al Lens (1-1), que llegaba tras tres victorias consecutivas. Un gol de camerunés Ignatus Gganago, poco después de la media hora, puso por delante al Lens, lo que le dejaba virtualmente en la segunda posición, a sólo un punto del líder, el Stade Rennes, que el sábado se impuso en su visita al St. Ettienne (0-3). Pero, a tres minutos del final, el argelino Zinedine Ferhat dio el empate al Nimes y dejó helados a los visitantes. En otros encuentros, y a expensas del nocturno Reims-PSG, victoria casera del Angers sobre el Brest (3-2), y empate entre el Dijon y el Montepellier (2-2), el primero con remontada incluida, el último con igualada visitante de penalti en el minuto 90