FÚTBOL FEMENINO

Oficial: la RFEF adelanta la Primera Iberdrola al 4 de octubre

El ente federativo aprobó este lunes que la Liga comience dos semanas antes, atendiendo a las peticiones de los clubes femeninos. El Rayo no jugará la primera jornada.

Oshoala y Tounkara, jugadoras del Barça y del Atlético, durante un partido de la Primera Iberdrola.

La Primera Iberdrola echará a andar el 3 y 4 de octubre, dos semanas antes de lo previsto (18 de octubre). La Comisión Gestora de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) aprobó este lunes adelantar el inicio de Liga, una vez que el CSD ha dado luz verde al protocolo para poder comenzar las competiciones. La decisión ha sido impulsada tras un consenso de todos los clubes, que pedían iniciar cuanto antes la temporada, cuyo arranque estaba fijado para el 5 de septiembre. También se ha confirmado que la Primera Iberdrola contará con un sólo grupo, dejando a un lado la opción de dividir la Liga en dos grupos. Y, no se hace ninguna mención a la Copa de la Reina, aplazada por la COVID-19 desde semifinales (Barça-Sevilla y Logroño-Athletic).

Sin embargo, no todos los equipos debutarán en la máxima competición española el 4 de octubre. El Rayo, que ha comenzado la pretemporada este mismo lunes, no jugará la primera jornada, siendo su partido aplazado. El club madrileño tenía suspendida su actividad en el equipo femenino a falta del protocolo oficial del CSD. Una vez publicado este último documento, el conjunto rayista ha podido empezar a preparar el nuevo curso en la Primera Iberdrola, teniendo derecho a cumplir 30 días de pretemporada. Por esta última razón, la RFEF ha establecido que las madrileñas no jugarán en la primera jornada de Liga, siendo su partido aplazado para uno de los parones, tal y como ha ocurrido en el fútbol masculino con los equipos de Champions, Europa League o playoff.

La Reto Iberdrola arrancará el 18 de octubre

Por su parte, la Reto Iberdrola (Segunda División Femenina) se mantiene en el fin de semana del 17 y 18 de octubre y cambiará de formato, pasando de dos a cuatro subgrupos. De este modo, los dos grupos existentes (Norte y Sur) se dividen en dos subgrupos cada uno, de 8 y 9 equipos, respectivamente, aplicando el criterio de proximidad geográfica. Los subgrupos A (de 8 equipos) disputarán un total de 14 partidos en 14 jornadas y los subgrupos B (de 9 equipos) jugarán 16 partidos en 18 jornadas.

La competición en Segunda se disputará en dos fases, una primera de liga regular y una segunda con etapas específicas. En la segunda, cada uno de los grupos Norte y Sur, los cuatro mejores de cada subgrupo formarán un nuevo conjunto o subgrupo de ascenso (8 equipos), que disputarán el título de Campeón de Grupo. El subgrupo de descenso, formado por los restantes, luchará por la permanencia en Segunda División. Los subgrupos de ascenso y descenso se enfrentarán contra los que no compitieron en la Primera Fase. Para determinar el ascenso o descensos se arrastrará la clasificación de la Primera Fase por coeficientes.

"Asimismo, se han aprobado las normas de competición, que incluyen disposiciones extraordinarias por COVID 19 contemplando distintos supuestos, suben a 5 los cambios que se pueden realizar en un partido (antes eran 4), y amplían el número de jugadoras con ficha profesional obligatorias. De esta manera, en Primera División serán un mínimo de 14 (frente a las 12 anteriores) y en Reto un mínimo de 6 (frente a las 4 anteriores)", comunicaron también desde el ente federativo.

Baile de fechas en el fútbol femenino español

Las últimas semanas y meses han sido todo un vaivén de sensaciones, e incluso de fechas, en el fútbol femenino español. Hace poco más de dos meses que la COVID-19 obligó a suspender la Primera Iberdrola a falta de ocho jornadas para su final, sumergiendo a esta categoría en una gran incertidumbre. La situación pareció encontrar una solución pronto (mediados de julio), tras darse a conocer la hoja de ruta de la Primera Iberdrola para la siguiente temporada, con el inicio de competición fijado entonces para el pasado 5 de septiembre, siendo el 27 de ese mismo mes la fecha elegida para la Reto Iberdrola o Segunda.

Sin embargo, los rebrotes en España hicieron cambiar de planes al ente federativo, que instó a la prudencia, aplazando el arranque de las Ligas femeninas al 18 de octubre, con el resto de Ligas no profesionales (Segunda B y Tercera masculina). Un retraso con vistas a ganar tiempo para cerrar el esperado protocolo sanitario para estas categorías. El Consejo Superior de Deportes (CSD) cumplió finalmente con su cometido y consiguió llegar a un acuerdo con las distintas Comunidades Autónomas y Federaciones la pasada semana, tras unas negociaciones que amenazaron con saltar por los aires debido a las diferencias entre las partes. Con el consenso cerrado y el protocolo aprobado, aún quedan algunas cuestiones en el aire, como es el caso de los tipos y frecuencia de los test.