ESPANYOL

La oportunidad de verano de dos compañeros de habitación

Debido a la lesión de Cabrera y a su más que posible salida, Lluís y Calero acumulan más del 80% de los minutos. Además, comparten habitación en Marbella.

Lluís y Calero celebran un gol.
RCDESPANYOL.

El Espanyol solo tiene actualmente tres centrales naturales en la plantilla, después de las bajas de Naldo Gomes y Bernardo Espinosa. Lluís López y Fernando Calero son, a día de hoy, los titulares para Vicente Moreno, teniendo en cuenta de que Leandro Cabrera, que no ha participado en los dos últimos partidos, tiene más de un pie fuera de la entidad. El técnico ve a David López en mediocampo en caso de quedarse y Dídac Vilà o Ricard Pujol, del B, son laterales que pueden acabar jugando como recurso por dentro.

Pero Lluís y Calero están ante una gran oportunidad de empezar el curso de titulares y de ganarse el puesto. Ambos están haciendo todo lo posible. Su rendimiento en el césped así lo corrobora, como el feeling que demuestran fuera de él, clave en una posición donde la sincronía entre la dupla es clave. Lluís y Calero comparten habitación estos días en Marbella. El canterano, que reconoció que era "otro" y que había "madurado", está motivado por la propuesta del técnico, mientras que Calero quiere demostrar que lo del curso pasado fue un accidente: "Fue un año duro y quiero reivindicarme", comentó a Espanyol TV.

Por la idea de juego de Moreno, en la que el Espanyol da un paso adelante en la presión, necesita jugadores que puedan defender a campo abierto, más similares a Calero o Lluís que a Bernardo o David López, que son jugadores más posicionales, que dominan la defensa de área. Por eso ambos jugadores están mentalizados en formar una buena dupla. Hasta el momento, el Espanyol no ha sufrido defensivamente, y los dos goles recibidos han sido a balón parado: quizás el juego aéreo sí puede ser para ellos un hándicap.

Ambos son los jugadores que más minutos están acumulando y Moreno sabe que ellos empezarán LaLiga la próxima semana, por eso tomó la decisión de que esta pareja acumula experiencias. Salvo en el debut ante el Huesca, en el que se repartieron una parte cada uno, ante el Cádiz Lluís lo jugó todo y Calero 86 minutos, y ante el Málaga fue el vallisoletano el que no fue sustituito y Lluís llegó a los 81 minutos. Han participado un 80% de los minutos.