ESPANYOL

El "reset necesario" del Espanyol

Melendo, que dio dos asistencias ante el Málaga, destaca los nuevos aires del equipo, mientras que Vicente Moreno quiere un equipo "equilibrado" y con "sentimiento".

0
Wu Lei y Matías Vargas.
RCDESPANYOL.

"Necesitábamos un reset", dijo contundente Óscar Melendo, tan preciso en el césped de La Quinta para dar dos asistencias de gol en el 0-3 al Málaga que fuera de él para resumir en una idea lo que ha supuesto la llegada de Vicente Moreno. La plantilla apenas ha cambiado, pero el cerebro de los jugadores está limpio. "Es bueno ganar en pretemporada, y queremos ya que vuelva la competición. Me siento cómodo, quiero rendir y ayudar", completó su discurso el de Sant Adrià, protagonista de esta preparación (ya marcó ante el Huesca).

Al margen del menudo jugador, Vicente Moreno también acabó el encuentro con una sonrisa ("merecíamos la victoria, estoy contento por los chicos") y con un mensaje claro: "Queremos que el equipo tenga de serie esa intensidad y que compitamos. Si lo hacemos cada vez que nos ponemos la blanquiazul, tendremos muchas opciones de ganar. Se tiene que ver garra, sentimiento y voluntad de ganar el encuentro".

Bajo esa base, se construye todo lo demás. El primero, ese equilibrio del equipo. Se destaparon los delanteros ante el Málaga con tres goles, pero a nivel defensivo el equipo acabó con la portería a cero y solamente ha recibido dos goles a balón ante los rivales. "Hay que buscar un equilibrio entre ataque y defensa. No recibimos goles y habla del buen trabajo a nivel defensivo. Pero de todos. Los goles también son trabajo de todos".

Sobre los delanteros abundó el técnico. No solo los juzga por los goles, sino por ese trabajo defensivo. Muy insistente se mostró Moreno durante el encuentro, ordenando la presión de los blanquiazules, asfixiando a los defensores del Málaga. "Hacemos valoración del trabajo también. Pero los goles les dan motivación. Es importante que los encuentren, incluso ante el Cádiz en la primera parte estuvimos mejor, pero no entraron".

Por último, y después del asentamiento de jugadores como Omar El Hilali y Jofre Carreras, que volvieron a tener minutos, y también Gori, que en esta ocasión no participó, el técnico elogió el fútbol base del Espanyol: "Habla bien de la cantera. Es de los clubes de los que más jugadores nutre al primer equipo, y eso le da sentimiento y entidad al club".