DEPORTIVO

El Deportivo acudirá al mercado necesitado de goles

El club se ha quedado sin delanteros, aunque negocia la continuidad de Beauvue. No queda en la plantilla ningún jugador que marcara más de un tanto el curso pasado.

Claudio Beauvue celebra un gol con el Deportivo
Jesus Sancho

El Deportivo tiene mucho trabajo por delante para componer una plantilla de garantías para competir en Segunda B. Con los fichajes de Borges y Borja Granero a punto, el club blanquiazul ha comenzado pisando fuerte, pero al mismo tiempo sabe que debe guardar recursos para una posición que ahora mismo tiene desierta. Porque Fernando Vázquez ha iniciado la pretemporada sin delanteros y la dirección deportiva ya sabe que acudirá al mercado con la imperiosa necesidad de encontrar goles.

Koné dejó el equipo antes de que la Liga terminase, mientras que el descenso obligó a devolver a Sabin Merino al Leganés. Christian Santos terminó contrato y Mollejo regresó al Atlético tras su cesión. Entre estos cuatro arietes (más allá de que Mollejo jugase poco en punta), acumularon la mitad de la pobre producción ofensiva blanquiazul el pasado curso: 21 de 42 goles.

También se han ido Aketxe (7), Valle, Çolak y Nolaskoain (todos con dos dianas), por lo que en la plantilla no queda ya ninguno de los futbolistas que vieron puerta más de una vez en la temporada 2019-20. En ese grupo de dos goles está también Claudio Beauvue, el único de todos los citados anteriormente que todavía tiene posibilidades de continuar. El contrato del de Guadalupe quedó extinguido al bajar a Segunda B y se está entrenando por su cuenta sin ir a Abegondo, pero hay interés por parte del club y el jugador de seguir juntos y se mantienen negociaciones abiertas.

La continuidad de Gaku Shibasaki, cada vez más complicada

Además de esos, al menos, dos delanteros de primer nivel, Richard Barral también comienza a hacerse a la idea de que necesitará piezas de jerarquía para el centro del campo. Borges será una de ellas, pero hará falta otro mediocentro para cubrir la casi segura marcha de Gaku Shibasaki.

El nipón no tiene inconveniente en continuar en A Coruña para jugar en Segunda B, pero, según adelantó la SER, su seleccionador sí. Gaku es el capitán de Japón y bajar a la categoría de bronce supondría dejar de contar con la confianza de su técnico. Hoy estuvo en Abegondo, pero se quedó en el gimnasio haciendo trabajo específico y todo hace indicar que acabará saliendo más pronto que tarde..