ATHLETIC

De Marcos: "Todos queremos ser Aduriz en el Athletic"

Aplaude el enorme legado del delantero, recién retirado. Y valora el posible adiós de Messi: "Lo he sufrido, será extraño, una pena". Alude a una temporada "ilusionante".

De Marcos: "Todos queremos ser Aduriz en el Athletic"
ATHLETIC

Aduriz ha dejado huella en San Mamés. El Athletic no olvida su enorme legado. La cadera le ha frenado, algo que no han logrado muchos defensas cuando estaba en activo. "Es una baja muy importante para nosotros dentro del vestuario. Bueno, Beñat y San José son la misma cara de la moneda. Aduriz deportivamente sabemos lo que ha sido. Nos ha dado mucho, todos queremos ser Aduriz, dar el máximo a nuestro club, pero solo algunos lo consiguen", resume De Marcos, uno de los veteranos de la plantilla, con 11 años a cuestas como león. "Parece mentira que haya pasado tanto tiempo", refresca el lateral de Laguardia, en una entrevista en Radio Bilbao, para lanzar luego con gracejo: "Me queda un año de contrato, mi objetivo es intentar hacerlo bien y si tengo que estar, que sea por méritos no porque el club quiera regalarme un año más si no me ve con la idea de que puedo aportar. Me ha dado mucho y ahora tengo que aportar yo. Si me comparas con Aduriz, igual me quedan ocho años de carrera". Otro que está a punto de irse es Herrerín. "Cada uno tiene una situación y respeto todas. No estaba a gusto, no lo estaba pasando bien y no le ilusionaba. Le deseo lo mejor como compañero y amigo que ha sido estos años".

Óscar era un jugador imprescindible para Bielsa apareciendo como un rayo desde la mediapunta y no ha dejado de contar para los entrenadores que han pasado este tiempo por el banquillo. Pero las lesiones le han amargado en los últimos tiempos. "Pasé muchos años sin tener ninguna y ahora llevo unas pocas, el tobillo lleva tres años dándome guerra, aunque parece que ya está mejor".

La amenaza del coronavirus está muy latente en el vestuario, donde ha habido seis contagiados, de los cuales cuatro están ya 'limpios' y se han incorporado hoy mismo al grupo: Córdoba, Núñez, Unai López y Williams. "Pasan las semanas y cada vez que nos hacen una prueba de PCR siempre tienes esa duda, como no sabes ni dónde está ni cómo se coge... lo puede tener cualquier persona de tu entorno; cuando nos dijeron que había seis, entraba en lo posible, con tres semanas libres, hay riesgo". De Marcos admite que le preocupa la pandemia que está azotando al mundo, "porque es una enfermedad que ha sufrido mucha gente por desgracia y hay personas que rodean al vestuario que no lo han pasado tan bien como nuestros jugadores. Yo intento tener precaución pero es difícil, nadie está libre de contagiarse". Confiesa que ante tanto positivo y las críticas sobre si no han precavidos, están expuestos y lo admiten. Entiende que es una pretemporada atípica "porque faltan muchos jugadores de la primera plantilla, aunque varios han empezado a entrenar... hay que ponerse en forma lo más rápido posible".

La COVID-19 ha cerrado la puerta de San Mamés a la gente, y bien que lo lamentan los jugadores. "El público es muy necesario, todos sabemos los puntos que da San Mamés. La temporada pasada acabamos sin ellos y nos costó mucho. Hay que adaptarse porque sabemos que va a ser un tiempo así, por desgracia no van a estar unas semanas y lo tenemos asumido", agrega el jugador de Laguardia. Por último, se refirió al posible adiós de Messi a LaLiga: "Se me va a hacer raro, desde que debuté me he enfrentado a él una infinidad de veces, lo he sufrido como los athleticzales. Será extraño, y una pena, quién no quisiera jugar contra él, bueno yo lo he hecho unas cuantas veces, por mí no pasa nada".

La temporada, con dos Copas, una Supercopa y la Liga en juego, es apasionante para los bilbaínos. "Es ilusionante con todos los objetivos por delante -sostiene De Marcos-, es muy importante empezar bien en Liga para meter esos puntos en la mochila, no es lo mismo jugar la Copa o Supercopa con tranquilidad o sin ella". El estreno en Las Gaunas el sábado fue amargo: 3-1. "El resultado empaña el primer amistoso, pero no es justo, sirve de aprendizaje, es el momento de fallar y corregir errores si hay cosas malas, mejor que sucedan ahora".