LOGROÑÉS 3- ATHLETIC 1 | AMISTOSO

Debut amargo de un Athletic plagado de meritorios

El Logroñés mostró más cuajo e ilusión y se impuso de forma solvente en Las Gaunas. Muchas pruebas y pocas conclusiones. Los errores condenaron a los leones.

Debut amargo de un Athletic plagado de meritorios.
JAVIER BELVER EFE

Después de 40 largos días sin fútbol, algunos de ellos sumergidos en la ‘burbuja’ de Lezama, el Athletic volvió a disputar un partido de fútbol. Salió de casa a las 17:30 horas para disputar su primer amistoso, que era a las 20:00 en Logroño. Llegó, apenas tocó nada en Las Gaunas, y se fue sin duchar. Cosas de este nuevo fútbol. Los jugadores no pueden ni asearse pero se abrazan en la banda y empujan en los balones parados. Porque había un buen grupo de conocidos en el UD Logroñés y la ocasión pedía saludarse de cerca, como Unai Simón con Dulce, amigos del Juvenil de Honor y Basconia.

Entre oxidación, lesiones, positivos, pruebas y meritorios, el Athletic no fue nada reconocible y tampoco se pueden sacar grandes conclusiones de lo que puede considerarse un entrenamiento disfrazado de partido. Ocho cachorros debutaron con la primera camiseta en un día dichoso para ellos. Morcillo, incisivo por la banda zurda, fue el que mejor aprovechó el ensayo. El partido se lo anotó el que más empeño puso. Se prestó la cita a un primer tiempo pastoso y el segundo ya con la puntilla riojana bajo el diluvio en Las Gaunas. Ese tramo decisivo fue mucho más alegre y preocupante por parte del Athletic, en donde solo se tragó los 90 minutos un Unai Simón que el lunes saboreará el estreno en una convocatoria con la Selección. Tras el descanso Garitano probó con un 4-4-2, con Ewan y Kodro arriba, y aunque tuvo mejor circulación y por momentos logró más profundidad por las bandas con Muniain por la derecha y el rayo Morcillo por la izquierda, no hubo grandes noticias en área contraria y de las tres apariciones en la propia, dos acabaron en gol. Los errores, muy gruesos algunos, condenaron al naufragio.

En la primera mitad el equipo bilbaíno tuvo serios problemas para salir jugando, no encontraron la manija Dani García y Prados. En medio tenían el tapón de Errasti, un viejo lobo de mar que hizo carrera con el propio Garitano en los años de crecida del Eibar. De hecho, Dani se atascó en un control en una zona muy comprometida. Le robó la cartera Petcoff y cedió a Olaetxea en un tres contra dos. Lander Olaetxea es otro de esos jugadores que no pasaron del Bilbao Athletic y se quedaron en puertas del sueño de ser leones. Así que vivía una tarde muy especial y motivante. Pegó dos recortes y en el segundo, Dani García, que venía ofuscado, le zancadilleó y provocó penalti. Anotó Zelu bien rasito junto al poste.

El Athletic apenas creó peligro y Villalibre pasó desapercibido, no recibió nada en condiciones. Las embestidas visitantes fueron bien frenadas por los riojanos, con un viejo conocido como Gorka Pérez muy sólido. Lo intentó Serrano (debut con 17 años y salto del Juvenil a pisar el primer equipo, aunque el año pasado actuó en un partido con el filial) entre líneas y con un remate en escorzo, así como Lekue con potencia en un par de internadas, pero poco más. El propio Zelu, muy incisivo por su costado, estuvo a punto de abrir el marcador en el 28 en un balón que rozó en Lekue y se envenenó.

Sergio Rodríguez está pendiente de fichajes y tiene el equipo a medio hacer, pero nadie les niega un punto de afán competitivo. Fuer sacando chavales de la cantera y el equipo no enmudecía. El último en llegar es Iago López, cedido de nuevo por el Girona. Los vizcaínos, esta vez con ese gris ilustrativo en la segunda equipación, trataban de montar rápidas transiciones y sus robos en tres cuartos de campo les daban los mayores frutos.

En la segunda parte el equipo combinó de nuevo chavales y primeros espadas. Sillero y Luengo formaron en el eje de la defensa, con Vencedor y Zarraga en la sala de máquinas. Antes de empezar, el vicepresidente de la UD, Juan José Guerreros, y el máximo dirigente bilbaíno, Elizegi, simbolizaban la buena sintonía de ambas entidades con un regalo de los anfitriones en el primer partido de Las Gaunas tras el ascenso a Segunda.

Hubo más fluidez. Los cambios no ralentizaron el ritmo, aunque éste fue cayendo con el paso de los minutos. Vencedor y Morcillo lo intentaron de lejos. Llegaron los goles y el repaso al equipo de Primera, muy blando en defensa. Muniain empató tras una rápida salida desde atrás de los leones, con centro del impetuoso Morcillo, remate de Urain, rechace y tanto de un Iker muy atento. La zurda de Iñaki Sáenz fue una pesadilla. Primero marcó un golazo por la escuadra de falta y después tuvo todo el tiempo del mundo para poner un centro que remató con enorme facilidad Andy elevándose sobre Vencedor. Se anuló un gran gol a Luengo, por fuera de juego. Garitano recupera a cuatro de los seis contagiados. Y pide fichajes. Todo le vendrá bien para compactar mejor el grupo y dar un paso más en la preparación.