FRANCIA

El indulto de Rabiot

El centrocampista francés ha sido convocado por Deschamps tras su buen final de temporada con la Juventus. Se negó a ir con el equipo suplente en 2018.

Adrien Rabiot (3 de abril de 1995) apuntaba muy alto cuando era un habitual en la sala de máquinas del PSG con apenas 20 años. Sin embargo, su carácter díscolo le convirtió en un rebelde, con o sin causa, ahí no entro. De promesa con Les Bleus a chico malo tras su rechazo a ir con el equipo suplente de cara al Mundial de 2018. Ahora, Deschamps ha premiado su gran final de temporada pospandemia con la Juventus y le ha dado otra oportunidad, incluyéndole entre sus 23. De Rabiot depende aprovechar el indulto, pero ¿cómo llegó hasta esta situación? L'´Équipe arroja luz con una cronología.

En noviembre de 2016 era convocado con la absoluta por primera vez y, a la primera de cambio, acompañaba a Kanté y a Pogba en la línea de medios de Didier Deschamps. El resultado (0-0 ante Costa de Marfil) no fue el deseado, pero L'Équipe destacó su actuación: "Un debut prometedor, pidiendo el balón e intentando jugar hacia delante". Tras los brotes verdes iniciales comenzaban las primeras señales de ruptura. En marzo del año siguiente recibió sus primeras críticas por parte de la prensa, "se paseó por el campo y su contribución técnica fue muy limitada", tras una derrota ante España (0-2).

Esa brecha para con el foco mediático se acrecentó meses después, en noviembre de 2017. Como bien recoge L'Équipe, Rabiot parte desde el banquillo en un Bulgaria-Francia clave para los intereses galos, pero una lesión de Kanté le obliga a entrar al terreno de juego en el minuto 34. Los de Deschamps ganan el encuentro (0-1), pero la actuación de nuestro protagonista, que no esperaba unas condiciones climatológicas tan adversas en Sofía, capital búlgara, dista mucho de lo esperado. Sus excusas en zona mixta no cayeron bien en el seno de la federación: "Fue bastante duro, hacía mucho frío Además, tenía miedo a lesionarme por jugar en unas condiciones como estas".

Declive y renacimiento

Así llegamos hasta el famoso desplante de mayo de 2018. Rabiot, quien había perdido preponderancia en el esquema blue, no está entre los 23 hombres elegidos por Deschamps para disputar el Mundial de Rusia. Sin embargo, sí que aparece en la lista de reserva, hecho que no gusta al de Saint-Maurice y así se lo hace saber al seleccionador. A través de un correo electrónico se niega a ser parte de los reservas. "Estoy convencido que cometió un grave error al tomar esa decisión", razona Deschamps.

Tras esto, la selección se convirtió en un desierto para Rabiot. Ausencias ayudadas, en gran parte, por su polémica salir del PSG. Su negativa a renovar le convirtió en un habitante perenne del banquillo hasta que, libre y a costa cero, acabó recalando en la Juventus el pasado verano. Con la Vecchia Signora solo fue titular en tres de los primeros 15 partidos de la Serie A. Sin embargo, a partir de ahí se abrió hueco en el esquema de Maurizio Sarri y, especialmente tras el confinamiento, recuperó el nivel que le colocó el cartel de promesa europea años atrás. Deschamps ha decidido indultarle y darle una nueva oportunidad. Veremos si nuestro protagonista la sabe aprovechar.