BRASIL

Patrick de Paula, el mediocentro sin miedo a triunfar

El jugador de 20 años se ha convertido en uno de los grandes objetivos del fútbol brasileño con apenas 16 partidos como profesional y una dura historia personal.

El jugador de 20 años se ha convertido en uno de los grandes objetivos del fútbol brasileño con apenas 16 partidos como profesional y una dura historia personal.

Patrick de Paula solo suma 16 partidos oficiales como jugador profesional pero ya desde que vistió por primera vez hace unos meses la camiseta de Palmeiras en el torneo Paulistao llamó la atención por sus condiciones físicas y por la serenidad mostrada para dominar la medular en uno de los equipos más potentes del continente americano.

El futbolista, nacido en una de las favelas más conflictivas de Rio de Janeiro, se dio a conocer precisamente en la Taça das Favelas, un torneo que promueve la inclusión social y deportiva para jóvenes con pocos recursos. Ahí, el padre del delantero Deyverson se fijó en De Paula y Palmeiras no dudó en contratarlo.

Ya en la pretemporada contó con minutos destacados pero en las semanas previas al inicio de la pandemia perdió importancia. Ha sido en la reanudación del fútbol cuando ha dado un paso al frente y junto a su compañero Gabriel Menino se conformado como una de las grandes revelaciones en Brasil. La arriesgada apuesta de Vanderlei Luxemburgo por los dos jóvenes ha resultado todo un acierto.

El final del torneo paulista tomó la responsabilidad de lanzar el penal decisivo de la tanda ante Corinthians y lo anotó para lograr el primer título de su prometedora carrera. Después, lo celebró a lo grande y su técnico lo elogió por la valentía mostrada: "Patrick de Paula salió de una favela donde hay tiros por todos lados, ¿te parece que va a tener miedo por jugar una final?", comentó Luxemburgo en conferencia de prensa. Días antes, en semifinales, anotó el único tanto del partido ante Ponte Preta.

Este domingo, además, el mediocentro ha anotado su primer gol en el Brasileirao. Una excelente volea desde la frontal que ha servido para decidir otro Clásico paulista ante Santos. Está claro que en los momentos más cruciales aparece a lo grande.

No obstante, de Paula, pretendido ya por varios clubes de Europa como el Benfica, debe mejorar en la precisión de sus pases. Comete pérdidas que no pueden permitir en una posición como la suya, tanto en pases cortos como de media y larga distancia. Algo lógico porque apenas hace unas semanas que se instalado en la élite. Además, su progresión en muy pocos partidos ha sido evidente.

De él destaca sobre todo el recorrido que ofrece durante todo el encuentro, de su área a la contraria en un trabajo constante para recuperar balones y progresar con él. No tiene problemas para ofrecerse y dar salida al ataque y poco a poco comienza a asomarse a la frontal para mostrar su potente disparo.

Transfetmarkt aún lo valora apenas en 250.000 euros. Sin embargo, parece cuestión de días que su valorización crezca de manera imparable.