ATLÉTICO DE MADRID

Un Atleti exyugoslavo

Con la llegada de Grbic, el club rojiblanco tiene en su plantilla cinco jugadores nacidos en cuatro países distintos de esta antigua república europea.

Grbic, tras fichar por el Atlético

El Atlético ha anunciado hasta el momento un único fichaje de cara a la temporada que viene. Se trata del portero croata Ivo Grbic, de 24 años, que llega procedente de la Lokomotiva de Zagreb de su país y viene con la tarea de suplir a Adán en el papel de suplente de Oblak. Es el cuarto jugador nacido en Croacia que milita en el Atlético en toda su historia. El pionero fue Mandzukic, que llegó al equipo colchonero en el curso 2014-15 procedente del Bayern de Múnich y se marchó el año siguiente a la Juventus tras jugar 43 partidos y marcar 20 goles entre todas las competiciones. Después llegó Vrsaljko (al pertenecer a la plantilla actualmente se explica su caso más abajo) y el otro jugador natural de este país que ha jugado en el Atlético es Kalinic. Se incorporó al conjunto colchonero en el comienzo de la temporada 2018-19 desde el Milán y en toda la campaña participó en 24 partidos anotando cuatro dianas. Este año ha estado cedido en la Roma, pero no seguirá en Italia y está a la espera de conseguir la carta de libertad.

La llegada de Grbic confirma la apuesta del club rojiblanco por los jugadores de la antigua Yugoslavia, como demuestra la composición de su actual plantilla, en la que hay hasta cinco integrantes de la plantilla que proceden de esta exrepública europea. Además de él, ya estaban en la plantilla Oblak (Eslovenia), Savic (Montenegro), Saponjic (Serbia) y el mencionado Vrsaljko (Croacia). Este núcleo constituye aproximadamente una cuarta parte de la plantilla de Simeone de cara al próximo curso. En total son cuatro nacionalidades distintas y solo una se repite, la croata.

Oblak ha cumplido su sexta temporada en el club, con el que ha disputado 257 partidos en los que ha encajado 176 partidos. Es indiscutible para Simeone y se ha consolidado como uno de los mejores porteros del mundo, si no el mejor.

Savic llegó en la temporada 2015-16 desde la Fiorentina a cambio de 12 millones de euros más Mario Suárez y en este periodo ha participado en 160 partidos. Pese a no ser titular para el técnico argentino, sí que forma parte de los jugadores importantes del Cholo.

Saponjic se incorporó al club esta campaña procedente del Benfica, pero ha tenido un papel residual en el equipo, ya que solo ha estado presente en tres partidos (dos de LaLiga y uno de Copa del Rey) en los que ha sumado 64 minutos. Ha sido el último delantero en la rotación y en muchas ocasiones no ha entrado ni siquiera en la convocatoria. Es probable que se le busque una salida, ya sea como cedido o desprendiéndose de él de forma definitiva.

Finalmente, Vrsaljko se puso a las órdenes de Simeone en el curso 2016-17 tras llegar del Sassuolo y nunca ha conseguido consolidarse en el equipo. Tras formar parte de la plantilla durante dos temporadas en las que jugó 54 partidos entre todas las competiciones, la temporada pasada se fue cedido al Inter de Milán, donde cayó lesionado de gravedad en febrero y volvió al Atlético. Esta campaña se mantuvo en la entidad, pero entre recuperarse de esa lesión y la cirugía a la que se sometió en mayo para eliminar el material quirúrgico de dicha intervención, apenas ha podido jugar, saltando al césped solo en siete partidos, totalizando 482 minutos.

Casi una veintena de jugadores a lo largo de la historia

Más allá de los exyugoslavos que forman parte del Atlético en la actualidad, el club ha tenido habitualmente jugadores de esta zona en sus plantillas. En concreto, han sido 18 los jugadores nacidos en esta antigua república que han militado en la entidad. Más de la mitad proceden de Serbia (10): Arangelovich, Lukic, Pantic, Paunovic, Tomic, Jugovic, Njegus, Stankovic, Kezman y Saponjic. Después le sigue Croacia, con cuatro: Mandzukic, Vrsaljko, Kalinic y Grbic. A continuación, el más representado ha sido Bosnia-Herzegovina, con dos: Bogdanovic e Hibic. Y con un solo jugador están Eslovenia (Oblak) y Montenegro (Savic).