MIGRANTES DEL BALÓN

Jaime Romero inaugura la ronda previa de la Champions

El delatero albaceteño marcó el primer gol de la primera ronda previa de la Champions. Su equipo, el Qarabag, goleó al Sileks de Macedonia del Norte.

jaime romero qarabag
Qarabag FK Facebook

Tan solo habían pasado 11 minutos del partido entre Qarabag y Sileks cuando Jaime Romero comenzó decantar la balanza a favor de los azerís. El delantero español acudió al centro del campo para ayudar en la salida del balón, jugó de cara y aprovechó el hueco que había dejado el central para correr hasta el área. Recibió en la frontal y, tras un control orientado, cruzó el cuero para inaugurar su cuenta personal este curso y, de paso, poner su firma al primer gol de la Champions League 2020/21.

"Fue un gol bonito porque saqué del sitio al defensa y aproveché ese espacio. El pase que me dio Ozobic fue muy bueno", añade Jaime Romero desde Bakú, su hogar desde que en julio de 2019 abandonó el Córdoba para emprender una nueva aventura en el extranjero -anteriormente jugó en Italia y Turquía-. "Estoy muy contento porque estoy en un club grande. Las instalaciones, la ciudad... todo está muy bien. El año pasado ganamos la Liga y jugamos la Europa League. Me siento cómodo. Luchar por objetivos importantes motivan al futbolista", completa el albaceteño.

Tras derrotar 4-0 al Sileks de Macedonia del Norte, el Qarabag aún tendrá que superar tres rondas para alcanzar la fase de grupos de la Champions League. "Es complicado porque en la fase previa hay equipos muy fuertes, pero el objetivo del club es entrar en Europa. Si no podemos estar en Champions intentaremos regresar a la Europa League", desvela Romero, quien no contará este curso con el apoyo de Dani Quintana ni Michel Madera: "Me llevaba muy bien con ellos, pero me han dejado solo. Por suerte está aquí mi hermano Dani, que juega en el filial".

Jaime Romero, que vivió desde Azerbaiyán toda la crisis provocada por la covid-19, afronta ahora un periodo en el que tendrá que compaginar los duelos europeos con la Premier League azerí, una competición que el club ha ganado de manera ininterrumpida desde 2014 y cuya 29ª edición arranca el próximo fin de semana. "Es una gran responsabilidad", valora el albaceteño, que jugó una temporada en el Real Madrid Castilla y debutó con el primer equipo sustituyendo a Cristiano Ronaldo en un amistoso frente al PSG. El objetivo, seguir aumentando el palmarés y superar los tres goles que convirtió el pasado curso.