REGLAS DEL FÚTBOL

Champions League: ¿Cuáles son las nuevas normas en la fase final?

¿Cuántos cambios se pueden hacer en la fase final de la Champions y Europa League? ¿Habrá más suplentes? Te explicamos las nuevas normas de la competición.

Champions League: ¿Cuáles son las nuevas normas en la fase final?
Pool Getty Images

Con motivo de la fase final de la Champions y Europa League, la UEFA se ha visto obligada a introducir nuevos cambios en el reglamento de las dos máximas competiciones europeas. Todo ello motivado y derivado de la crisis provocada por la pandemia del Coronavirus y que ha generado hasta un cambio de formato, disputándose ahora todos los encuentros a partido único, no dejando margen de error para los equipos.

Además, a las nuevas normas de la UEFA hay que sumarle que desde el pasado mes de junio ha entrado en vigor un nuevo reglamento elaborado y aprobado por la International Football Asociaton Board (IFAB) y que está siendo aplicado por primera vez con motivo de estas fases finales. A continuación se incluyen las principales modificaciones que se han introducido en ambas competiciones.

¿Cuántos cambios se pueden realizar?

Los equipos, al igual que tras el pasado reinicio en LaLiga, podrán realizar hasta cinco cambios pero sólo durante tres momentos del partido a fin de evitar que se pierda un excesivo tiempo y el juego no esté parado más de la cuenta. Esas tres ocasiones no incluye el descanso ni un hipotético parón entre el final del tiempo reglamentario y la prórroga. Además, en caso de disputarse 30 minutos extra para decidir el ganador, cada equipo podrá realizar otro cambio adicional. 

¿Habrá por lo tanto más suplentes?

Al elevarse el número de cambios se permitirá un aumento de los jugadores que pueden entrar en la convocatoria. Desde los 18 anteriores hasta los 23 que se permitirá a partir de ahora. Una situación que anteriormente sólo se permitía realizar en la final del torneo. 

¿Se pueden inscribir nuevos jugadores?

Cada equipo participante de las fases finales pueden realizar hasta tres nuevas inscripciones en la lista de 25 jugadores que jugarán el torneo. Para poder realizar esas tres nuevas inscripciones los jugadores deben ser elegibles para el club a nivel nacional desde el pasado 3 de febrero o a antes del partido de ida de octavos de final. Sólo un jugador que haya fichado por el club pasada esa fecha puede inscribirse en caso de que algún integrante de la lista inicial de 25 de positivo por coronavirus durante el transcurso del torneo. En esa situación, sí que podría inscribirse, es el caso del jugador danés del Barcelona, Martin Braithwate, que fichó por el Barcelona el 20 de febrero. 

¿Qué cambios ha introducido la IFAB?

Respecto a las nuevas normas que ha introducido la IFAB y que más relevancia pueden tener durante el transcurso del torneo puede ser la de que el portero no puede ser expulsado en caso de ver las segunda amarilla durante el transcurso de la tanda de penaltis. Puesto que esta tanda "no forma parte del partido" para la IFAB. Así mismo, durante el partido, los porteros no verán la tarjeta amarilla si se adelantan de la línea de gol durante el lanzamiento y que tanta polémica ha levantado con el VAR en la última parte de la competición liguera española, si no que en caso de ocurrir, se advertirá verbalmente al cancerbero y en caso de repetir dicha infracción si verá la cartulina amarilla. 

Respecto a las manos y su penalización, en caso de que se produzca una mano voluntaria, aunque la jugada se desarrolle en situación de fuera de juego "la infracción por mano voluntaria se considerará como tal". Además, el nuevo reglamento establece que si el balón impacta en una zona del brazo por debajo de la axila se considerará mano, mientras que si se produce por encima de esta zona no se considerará infracción.

En el caso de producirse una mano involuntaria en ataque, sólo se señalará si es accidentalmente en aquella situación en la que "el contacto tiene lugar inmediatamente antes de marcar gol o de una ocasión manifiesta" cambiando vigente hasta ahora que establecía que toda mano, voluntaria o no, que se produjese durante el transcurso de una jugada que acabase en gol debía ser sancionada.