EUROPA LEAGUE

UEFA Europa League: sedes y estadios en los que se juega la fase final

Te contamos la sede y los estadios de Alemania que albergarán la fase final de la Europa League 2019/2020, que se jugará a partido único desde cuartos de final.

UEFA Europa League: sedes y estadios en los que se juega la fase final
BONGARTS/GETTY IMAGES Stuart Franklin

La segunda máxima competición europea volvió a la acción después de más de 140 días parada. La crisis del coronavirus pilló a la Europa League a mitad de los octavos de final y, de manera similar que la Champions, tuvo que modificar su formato de competición.

Los encuentros de ida de octavos de final se disputaron todos a excepción del Inter - Getafe y el Sevilla - Roma, que se juegan a partido único en Alemania.

Precisamente ha sido el país germano el elegido para acabar la Europa League en un formato similar al de la Champions. La candidatura de Alemania fue sólida desde el primer momento y acabó siendo el país que se llevó el gato al agua. No obstante, cabe recordar los seis partidos de vuelta de los octavos de final se disputan en los campos de los equipos que ejercen como local.

Con todo ello, Getafe, Inter, Sevilla, Roma y los seis clasificados a cuartos se jugarán levantar el prestigioso trofeo en las ciudades de Colonia, Duisburgo, Dusseldorf, Gelsenkirchen. La UEFA las ha escogido como sedes para la disputa de los cuartos, las semifinales, la final y los dos encuentros a partido único de los octavos. La final será en el Rhein Energie Stadium de Colonia.

Arena Auf Schalke - Gelsenkirchen

Más conocido como Veltins Arena, el estadio del Schalke 04 es uno de los mejores estadios del país teutón. Fue sede del Mundial de 2006 y está catalogado por la UEFA como estadio élite, es decir, de categoría 4.

La principal característica del feudo, con capacidad para 54.740 espectadores, es la gran cantidad de aspectos innovadores que introdujo en el fútbol del siglo XXI. Tiene un marcador móvil gigante en el centro del campo (al estilo NBA) y un techo retráctil que permite acomodar el recinto a las necesidades de los protagonistas o de los espectadores. Además, también permite que en el Veltins Arena se puedan celebrar eventos no deportivos como conciertos.

El estadio, inaugurado en 2001, fue construido para reemplazar al Parkstadion en un terrino colindante. Asimismo, albergó hasta cuatro partidos de la fase de grupos del Mundial de Alemania de 2006 y la final de la Champions League en el 2004, cuando el Porto de Mourinho levantó el trofeo. También fue testigo del partido inaugural del Mundial de Hockey sobre Hielo masculino de 2010. El partido entre Alemania y Estados Unidos, que se saldó con victoria local por 2-1, congregó a 77.800 espectadores. La tercera mayor cifra de la historia en un partido de ese deporte.

Modernidad, innovación y comodidad en el Arena Auf Schalke, que será testigo del partido de octavos de final entre Inter y Getafe y de uno de los cuartos de final de la competición.

MSV-Arena - Duisburgo

El estadio recinto que es la casa del MSV Duisburgo tiene una capacidad para 31.500 espectadores y fue construido en el año 2004 para reemplazar al estadio Wedau después de dos años de trabajo incansable.

Una de las principales ventajas del MSV-Arena es su adaptabilidad a todo tipo de espectáculos. A pesar de que su función principal es albergar partidos de fútbol, en este recinto se han celebrado conferencias, congresos, bailes de graduación y hasta bodas.

Sevilla y Roma se medirán en el MSV-Arena de DuisburgSevilla y Roma se medirán en el MSV-Arena de Duisburg

En él, el Duisburgo logró el ascenso a la Bundesliga en los años 2005 y 2015 y a la semifinal de la DFB Pokal en 2011. Actualmente, el equipo se encuentra en la tercera categoría del fútbol alemán. En el estadio de la ciudad de Renania del Norte-Westfalia se jugará el Sevilla - Roma y uno de los encuentros de cuartos de final.

Merkur Spiel-Arena - Düsseldorf

Conocido como Espirit Arena hasta 2018, el recinto deportivo multifuncional de Düsseldorf tiene una capacidad para 54.600 espectadores y es considerado como estadio de máxima categoría para la UEFA tras su inauguración en 2004.

El Fortuna Düsseldorf ejerce como local en el Merkur Spiel-Arena, que también albergó la Carrera de Campeones de 2010 en la que partciparon Michael Schumacher, Sebastian Vettel, Alain Prost y Sébastien Loeb entre otros. El estadio sirvió como sede del partido de la Liga Alemania de Hockey sobre Hielo entre Düsseldorf y Colonia en 2015, que congregó a más de 50.000 personas. Es el encuentro de hockey con mayor asistencia de la historia en Europa. Será una de las sedes de la Eurocopa de 2024 que se disputará en Alemania.

Sin grandes alardes en lo estético, el recinto de Düsseldorf es muy funcional. Sus gradas son muy verticales, están muy cerca del terreno de juego y tiene techo retráctil, que permite celebrar cualquier otro tipo de evento. Acogerá un partido de cuartos y otro de semifinales. 

Estado Rhein Enerige - Colonia

El Estadio Rhein Energie tiene una capacidad para 46.195 en partidos internacionales. Es uno de los recintos deportivos más grandes de Alemania y para la UEFA es un estadio de categoría 4, es decir, la élite. Tiene el mejor césped de la Bundesliga.

El Rhein Energie de Colonia albergará la final del torneoEl Rhein Energie de Colonia albergará la final del torneo

Después de la Primera Guerra Mundial, Konrad Adenauer (alcalde de Colonia) se propuso renovar la ciudad y aprovechó los terrenos que habían dejado las fortificaciones caídas. Uno de esos terrenos fue utilizado para levantar el estadio de fútbol que llamaron Müngersdorf. Su construcción acabó en 1923 y, durante más de diez años, fue el recinto de deportes más grandes de Alemania.

En 1975 sufrió una primera reforma y con motivo del Mundial de Alemania de 2006 fue totalmente reconstruido en una obra que costó más de 110 millones de euros. Se eliminó la pista de atletismo, las gradas se inclinaron 34 grados y se logró reducir la distancia entre las gradas y el terreno de juego, que en la actualidad es de ocho metros. Albergó cinco partidos de aquella Copa del Mundo (cuatro de fase de grupos y uno de octavos) y también fue una de las sedes de la Copa Confederaciones de 2005. Además, en 2014 fue elegido el mejor estadio de la Bundesliga junto al Allianz Arena. Una joya que se prepara para la final de la Europa League, además de un partido de cuartos y otro de semifinales.