RACING

Vuelve Álvaro Mantilla, el nuevo Álvaro González

Tras un año en Laredo, el camargués tendrá en pretemporada opción de ganarse plaza en el primer equipo. Rápido y agresivo, recuerda a su tocayo lebaniego

Vuelve Álvaro Mantilla, el nuevo Álvaro González
Nacho Cubero DIARIO AS

El 1 de mayo de 2011, a cinco jornadas para el final del campeonato, con el Racing jugándose el descenso a Segunda, Marcelino decidió hacer debutar en Primera a un chaval de 21 años que no era indiscutible en el equipo filial, entonces en Tercera, Álvaro González. Llegaba a El Sardinero el Mallorca con un camerunés que por entonces metía miedo, Webó, y eligió al lebaniego para acompañar al brasileño Henrique en el centro de la defensa. Donde otros veían rusticidad y carencias técnicas, el de Careñes vio velocidad, agresividad, contundencia e intensidad. Ese día nació un futbolista profesional que diez años después sigue siendo indiscutible en Primera, ahora con el Olimpique de Marsella en Francia. Marcelino tuvo razón. Otra vez.

Ayer jueves, la comisión técnica del Racing anunció a otro Álvaro, Mantilla, también de 21 años, también de poco más de 1,80, también veloz, agresivo, contundente e intenso, aunque este de Maliaño, que tendrá la pretemporada para hacerse con un puesto en la primera plantilla racinguista. Mantilla regresa de una fructífera cesión de una temporada en el Laredo, culminada con el ascenso a 2ªB de los de San Lorenzo y en la que ha sido pieza fundamental del equipo dirigido por Raúl Pérez. Tanto es así que pese a que ha jugado muchos partidos de central, en la semifinal del playoff frente al Trope puso a Mantilla de lateral izquierdo para parar a Perujo y en la final, contra la Gimnástica, jugó de lateral derecho para hacer lo propio con Saúl García. A los dos los anuló.

Para el que ha sido su entrenador en el Charles, el de Maliaño está preparado para jugar en el primer equipo racinguista: "rotundamente, sí. Es muy aguerrido, rápido, polivalente y lo mejor es que gana constantemente duelos. En el marcaje al hombre es muy fiable. Entrenando me recuerda mucho a los hermanos San Emeterio, es supercompetitivo. Hay veces que le tienes que parar, va a tope hasta en las sesiones regenerativas". También tiene, para Raúl Pérez, todavía carencias ya que "tácticamente debe aplicarse más. Ha mejorado, en esa faceta sufre menos de central que de lateral, pero tiene que seguir progresando".

A Álvaro Mantilla le persigue, eso sí, la leyenda negra de que es incapaz de controlar su fuerte carácter, tanto dentro como fuera del terreno de juego. Él mismo lo asumió en 'SER Deportivos Cantabria': "yo he tenido un pasado, que a lo mejor no es como el que ha tenido cualquiera, en el que algún plato he roto, pero este año me he tenido que centrar y lo he hecho. Desde el principio tengo muy claro lo que tengo que hacer para conseguir mi sueño, que es ser profesional del fútbol". El que ha sido su entrenador en San Lorenzo da fe de ese nuevo Mantilla: "yo hablé cara a cara muy claro con él cuando llegó a Laredo, vio por donde tenía que ir y no me falló a mí ni a sí mismo. No ha dado un problema en el club y es muy querido en el vestuario. Y en el campo no ha tenido una sola expulsión en todo el año".

Además de con Mantilla, Amorrortu, Pedro Menéndez, Sisniega y Cali Trueba, miembros de la comisión deportiva, se reunieron con Íñigo, Juan, Goñi, Martín Solar y Camus para comunicarles que harán la pretemporada con el primer equipo. Junto a ellos estarán Siverio y Saúl, fichados ya este verano con esa condición, y si se recupera a tiempo de una fractura en el quinto metatarsiano de su pie derecho, también estará en ese grupo Simón Pérez, lateral izquierdo fichado del Laredo, aunque su contrato es inicialmente para el Rayo Cantabria.

Resta por saber los planes que tiene la comisión para Mario Musy, delantero del filial cuyo contrato le garantiza primer equipo o cesión para la próxima temporada, y para Pablo Torre, la gran promesa del club, que ya entra en su segundo año juvenil y que estará en la órbita del primer equipo.