VALENCIA

La extraña apuesta del Valencia

El club anuncia un proyecto cuya base será la cantera, 'Meriton Youth Policy', pero el primer movimiento del verano es el traspaso de Ferran al City por 25+12 millones.

Ferran Torres.
DAVID GONZALEZ

EI día después de que se cerrara el acuerdo entre el Valencia y el Manchester City por el traspaso de Ferran Torres por 25 millones más 12 en variables, estuvo plagado de opiniones para todos los gustos. Que el primer movimiento de todo el verano en el Valencia sea deshacerse de su canterano estrella contrasta con el proyecto basado en la Academia que el club vende como la Meriton Youth Policy.

Para parte del entorno valencianista, haber podido retener a uno de los futbolistas más prometedores del fútbol europeo habría sido el golpe en la mesa para impulsar el proyecto de cantera, de la mano de Javi Gracia, y además fuera creíble.

Sin embargo, el club desliga el traspaso de Ferran de la identidad del proyecto ya que consideran que ha sido el propio Ferran el que no le ha dado al club otra opción que conseguir un trato con el máximo ingreso posible, ya que sólo le quedaba un año de contrato.

De hecho, en el seno de la entidad che aún siguen sorprendidos de por qué el agente del jugador ni siquiera se ha sentado a escucharles ni mucho menos a aceptar una renovación con una cláusula asequible para salir al siguiente año por una cantidad mayor, lo que se conoce popularmente como una 'renoventa'.

Por eso, en Meriton ya contaban con esta salida a la hora de proyectar esta política de cantera. Y se sustentan en los que serán este año pilares del equipo como Gayà, Carlos Soler o el propio Kang-in Lee. Y en otros que configurarán la plantilla como Jaume Doménech, que aportará veteranía; o Hugo Guillamón, recién renovado, Lato, que volverá tras su cesión en Osasuna, más algún otro que podría formar parte de la plantilla y que aportarán su la frescura y las ganas del que llega de abajo.

Precisamente, uno de los que están llamados a llevar el peso del vestuario ché en los próximos años, José Luis Gayà, publicó un mensaje presumiendo de valencianismo en sus redes sociales que muchos vieron como un palo a Ferran ya que coincidió en el tiempo con la noticia del acuerdo.

La venta de Ferran por 25 millones más 12 en variables, de las que son fáciles de cumplir hasta llegar a los cinco millones, siendo los otros siete de más difícil consecución, es la última de las muchas que ha realizado el Valencia en este siglo. En términos absolutos, el Valencia ha ingresado cerca de 195 millones en traspasos de canteranos desde el año 2000, cuando traspaso a Farinós por 3.000 millones de pesetas (18 millones de euros) al Inter.

No obstante, de todos esos traspasos de jugadores formados en Paterna, durante la era Meriton, el club sólo ha realizado un traspaso de gran calado de un canterano. Paco Alcácer fue vendido al Barcelona en 2016 por 30 millones más dos en variables, algo que le costó las primeras críticas a un club presidido entonces por Layhoon Chan. Poco antes, el Valencia había vendido a Carles Gil al Aston Villa por 4,5 millones de euros.