INGLATERRA

La polémica celebración del Liverpool que desafía al virus

Miles de aficionados se dieron cita a las afueras de Anfield sin guardar la distancia de seguridad y, muchos de ellos, sin mascarillas. Hay nueve detenidos.

La polémica celebración del Liverpool que desafía al virus
MATTHEW CHILDS Action Images via Reuters

La policía de Merseyside, condado en el que se encuadra Liverpool, pedía a la afición en la víspera del choque final de la Premier League que se quedase en casa. La realidad que se vio a las afueras del estadio tras la victoria red sobre el Chelsea (5-3) fue bien diferente de la demandada por las autoridades. Primero eran cientos, luego acabaron siendo miles de personas las que se reunieron para celebrar la victoria de su equipo. 30 años sin levantar el título liguero son muchos, ¿pero merece la pena tanta irresponsabilidad en tiempos de pandemia y con más de 45.000 fallecidos a causa del virus en el Reino Unido? Bombas de humo, bengalas y fuegos artificiales convertían el coliseo scouser en un festival pirotécnico que la policía no pudo controlar.

Una gran parte del estadio fue vallada para que la afición no se acercase, además de instalar una zona de dispersión a su alrededor pero, sobre las 21:45 horas, un gran grupo comenzó el desafío a la responsabilidad y se colocó a las afueras de The Kop. Tiempo después, a las 23:00 horas, miles de hinchas seguían llegando, muchos de ellos cargados de cajas de cerveza.

"Es muy difícil para gente como yo. He esperado por todo esto durante años, desde que era un niño en el colegio. Y no puedo estar ahí con los jugadores. No podemos hacer nada más que quedarnos aquí fuera e intentar estar lo más cerca posible del estadio. La policía parece que nos está dejando solos, lo que está bien. No deja de ser nuestra Premiership", deslizaba Jon Manners, aficionado red de 24 años, al Daily Mail.

Imágenes de la afición del Liverpool a las afueras de Anfield.

Otra joven, Lizzie Simkins (19), reconocía que su padre "había contraído el virus y había estado fatal durante dos meses. Está mejor ahora, pero no al 100 por 100". Sin embargo, ello no le impidió ser parte de la fiesta, con los riesgos que ello conlleva, al contrario: "Mi padre ha seguido al Liverpool durante toda su vida. Mi novio y yo estamos aquí para tomar montones de vídeos y fotografías para enseñárselas. Estamos aquí por él", finalizaba. 

"Put... idio..."

Sin embargo, no fueron los aficionados los únicos que marcaron la celebración. Los propios jugadores, exultantes, regalaron varias anécdotas. Algunas simpáticas, como las de Mané haciendo un Instagram Live en el que entrevistaba a sus compañeros o Georgino Wijnaldum grabando toda la ceremonia, y otras no tanto, con Jordan Henderson llamando "put... idio..." al Manchester United. Asimismo, según publica la prensa inglesa, los familiares y amigos de los jugadores también tomaron parte en la celebración y les acompañaron a un hotel de la ciudad en el que siguieron celebrando tras la recogida de medallas y la explosión de felicidad del vestuario.

View this post on Instagram

Premier league champions 💪💪😁

A post shared by Sadio Mane (@sadiomaneofficiel) on

Imágenes, las de la celebración del Liverpool, que contrastan con el gran ejemplo de la afición del Real Madrid. Desde el club se pidió al aficionado blanco evitar personarse en Cibeles y celebrar desde casa, instrucciones seguidas a rajatabla por la mayor parte de la hinchada madridista. Una muestra de responsabilidad que recibió la felicitación por parte de las autoridades madrileñas. La algarabía de Anfield y alrededores, por el contrario, fue similar a lo vivido en los momentos previos al GP de España de motociclismo en Jerez, donde los moteros fueron fiel a su cita en las calles de la ciudad sin tomar las medidas de seguridad a las que la crisis sanitaria obliga.

Detenidos nueve aficionados del Liverpool durante la celebración de la Premier

Nueve personas fueron detenidas a las afueras del estadio de Anfield, donde unos 3.000 aficionados ignoraron las restricciones impuestas por el coronavirus y se reunieron durante la noche del miércoles para celebrar el título de la Premier League.

El capitán del Liverpool, Jordan Henderson, recibió el primer trofeo de liga del club en 30 años de manos del exjugador y entrenador Kenny Dalglish después de la victoria por 5-3 sobre el Chelsea. Es la segunda vez que los aficionados de los campeones de la Premier League ignoran las restricciones por el coronavirus, ya que se reunieron por primera vez para celebrar el 25 de junio, cuando se confirmó que Liverpool era el campeón.

La policía de Merseyside todavía está investigando 20 arrestos realizados en el emblemático Pier Head de la ciudad el 27 de junio. Un hombre de 19 años fue detenido por incendiar el histórico edificio Liver Building, mientras que 34 personas resultados heridas.

Además, otros nueve aficionados fueron detenidos este miércoles bajo sospecha de conducir bajo los efectos del alcohol o drogas, así como por disturbios y agresiones. La policía de Merseyside ha emitido una orden de dispersión en el área de Anfield que estará vigente hasta este viernes por la tarde. - Europa Press