LEGANÉS

Szymanowski deja el Leganés

El Leganés ha hecho oficial esta tarde la despedida de Alexander Szymanowski, su capitán y uno de los héroes del ascenso de 2016. Las lesiones lo dejaron en blanco dos años y medio.

Szymanowski deja el Leganés
Juan Aguado Diario As

Butarque se ha agitado esta tarde en una coctelera de despedidas. Primero ha sido la marcha de Javier Aguirre. Ahora le toca el turno a Alexander Szymanowski. Las dos, por cierto, estaban cantadas. En el caso del capitán del Leganés, el club ha anunciado un adiós que le ha comunicado a él mismo esta mañana y que, en la comunicación oficial, ha estado espoleado en la nostalgia. El extremo hispano argentino es leyenda pepinera después de haber sido máximo goleador del ascenso a Primera (13 goles) y también de la primera permanencia.

De su cabeza salió el gol que salvó al grupo en San Mamés. Aquella campaña la cerró con 8 dianas que se ampliaron hasta 10 el curso siguiente. El registro lo retira del Leganés como el segundo máximo goleador del equipo en la élite junto a Braithwaite y Guerrero. Y eso que ha estado prácticamente lesionado los últimos dos años y medio.

Dos años y medio de tortura con las lesiones

Su tortura comenzó el 9 de diciembre de 2017, cuando jugó su último partido de titular con el Leganés ante el Deportivo de la Coruña en Riazor.  Se fue con molestias y desde entonces no volvió a jugar más. Problemas en los isquiotibiales y el pubis le obligaron a pasar por quirófano en dos ocasiones. La primera, en marzo de 2018, poco después de que se confirmara su renovación hasta el 30 de junio de 2020. La segunda, ya en octubre del mismo año. Aquella primera baja lo tuvo fuera de los terrenos de juego hasta el 18 de mayo de 2019, cuando disputó cinco minutos ante el Huesca en la última jornada. No sabía entonces que también sería su último partido oficial con el Leganés.

El 31 de julio de 2019, en pretemporada, y tras disputar varios partidos de la puesta a punto, se rompió el cruzado ante el Alcorcón. La pesadilla volvía a empezar y lo tuvo de nuevo fuera durante más de un año. El pasado 5 de julio, 414 días después, retornó a una lista para jugar contra el Espanyol. También estuvo entre los convocados del duelo contra el Eibar y el Valencia, pero en ninguno jugó. Sus problemas físicos lo volvieron a dejar fuera contra Athletic y, ayer, frente al Real Madrid, un partido que vio desde la grada y en el que se consumó el descenso a Segunda cinco años después de su llegada a Butarque.

"Hay finales idílicos y otros no tanto"

"No sé qué intenciones tienen. He leído por ahí que si el equipo se queda en Primera, no me quieren, pero que si hay descenso, sí me quieren. Pero nadie me ha preguntado qué quiero yo. Aquí parece que el club va a decidir sobre mí como si yo no tuviera voz ni voto en esto. Y la realidad es que hay muchos extremos izquierdos para que fiche el Leganés, pero yo también tengo muchísimos clubes a donde ir. Si ambas partes quieren que continuemos, se continuará, pero si alguien no quiere que siga, evidentemente estaríamos hablando de fin de ciclo", contó a AS la semana pasada en su última y única entrevista desde su lesión de rodilla.

"Toda historia bien contada tiene un final. Hay finales idílicos y otros no tanto. Ayer fue el final del Leganés en Primera y hoy el mío con este pequeño gran club", se ha despedido el propio Szymanowski en redes sociales. En su texto en Instagram, el extremo admite que en Butarque ha vivido los mejores momentos de su carrera y promete seguir dando guerra. "Se baja el tellón y desde este mismo instante preparo el guión de la próxima historia que, les aseguro, será apasionante".