REAL VALLADOLID

Baraja: "El playoff es una oportunidad y un premio al trabajo de todo el año"

El técnico del Real Valladolid Promesas aguarda "con ilusión" un partido "bonito, abierto y con opciones" de clasificación contra el Barcelona B.

Valladolid
Baraja: "El playoff es una oportunidad y un premio al trabajo de todo el año"

El Real Valladolid Promesas se desplaza este miércoles a Andalucía para disputar el playoff de ascenso a la Segunda División. En palabras de su entrenador, Javier Baraja, lo hace "con ganas y con la ilusión de poder competir como durante todo el año" en un formato "diferente", pero con el mismo fin de buscar un salto de categoría que sería histórico para el filial.

La rueda de prensa telemática del entrenador vallisoletano estuvo marcada principalmente por una de esas palabras, ilusión, la que su equipo tiene "de poder pasar de ronda". Enfrente estará un Barcelona B al que tildó como "un rival difícil, con buenos números, con buena dinámica con balón y la pegada característica" de la cantera azulgrana. No obstante, aguarda "un partido bonito y abierto", porque los dos equipos van a apostar por jugar el balón.

Baraja espera también una eliminatoria igualada, porque se trata de dos conjuntos que competirán "entre iguales" y "con jugadores jóvenes con ilusión de llegar a Primera División". "Es una oportunidad para ambos y un premio al trabajo de todo el año. Que la clasificación marque que uno ha sido segundo y el otro cuarto no va a ser indicativo. Tendremos nuestras opciones, que vamos a gestionar durante 90 minutos, y las ganas de poder hacerlo igual de bien que hasta ahora", agregó el entrenador.

A la espera de saber qué pasa con futbolistas que están en dinámica del primer equipo culé, el técnico espera que sea una "eliminatoria de paciencia, con dos equipos muy protagonistas con balón", aunque con un matiz, y es que los blanquivioletas han sabido "sufrir sin balón" en algunas fases de la temporada. "En esa paciencia hemos encontrado durante todo el año el éxito. Creo que es un partido para madurar, que se puede decidir en 30 segundos. La lectura del partido va a ser fundamental para que no se decante por un lado pronto", analizó.

Kike Pérez, baja sensible

El Promesas no podrá contar en el playoff con el lesionado Kike Pérez, cuyo "nivel con el primer equipo marca la sensibilidad de la baja", señaló su míster. "El nivel que ha dado no es sorpresa. Verle jugar así es verle jugar al nivel al que ha estado todo el año. Hace daño, pero tenemos otros jugadores que han trabajado bien y en los que hemos confiado durante todo el año", que no quiso confirmar si tendrá más ausencias en Andalucía.

Por el momento, varios jugadores seguirán en dinámica de primer equipo, ante el alubión de bajas en este, e incluso se espera que alguno pueda jugar en Eibar. "Para ellos es un premio poder seguir en disciplina de primer equipo. Posiblemente vaya alguno con ellos y tenga minutos. Me enorgullece que estén jugando y que lo hagan al nivel al que están", aseveró Baraja en este sentido, convencido de que no necesitarían una readaptación a su estilo porque "tienen interiorizado el modelo de juego y bien cogido" lo que él quiere.

Asimismo, el entrenador del filial desveló que varios juveniles estarán con ellos estos días y mostró su total confianza en ellos: "Por fichas vamos a tener que contar con alguno. Estoy más que tranquilo, porque cuando los hemos necesitado han estado bien. En caso de tener que tirar de ellos van a tener nivel. Han entrenado con nosotros a un ritmo alto y casi acercándose al ritmo de competición que exige la Segunda B".

Con todo, en el seno del Promesas preocupan circunstancias como el calor o la humedad, así como ser capaces de mantener "el aislamiento" en el que ha estado trabajando el equipo en Zaratán. No así sucede con el formato, pese a los buenos números en casa y las buenas sensaciones de fuera, ya que Baraja cree que les puede venir bien porque saben "manejar bien los tiempos" y tienen "energía para que los partidos se vayan muy largos", así como madurez para entender lo que se juegan. "Los chicos son profesionales y cabales con respecto a lo que nos jugamos y a lo que supone para el club. Lo han entendido perfectamente", aseveró el entrenador blanquivioleta.