INGLATERRA

La nueva 'Santísima Trinidad': Martial, Rashford y Greenwood

El trio del United lleva 56 goles entre todas las competiciones y Solskjaer ya les compara con otros ataques de época dentro de la historia 'red devil'.

Anthony Martial, Mason Greenwood y Marcus Rashford.
PAUL ELLIS AFP

Bobby Charlton, George Best y Denis Law o lo que es lo mismo, The Holy Trinity o The United Trinity (la 'Santísima Trinidad' del United). Considerados los tres futbolistas británicos más grandes de la historia, causa y efecto de la primera Champions League (Copa de Europa en la época) ganada por un club inglés en toda la historia (en 1968 al Benfica de Eusebio por 4.1) y cuya estatua comanda los exteriores de Old Trafford. Desde entonces, todo trío exitoso que haya hecho las delicias de los diablos rojos ha sido objeto de la comparativa. Hace unos años, Cristiano Ronaldo, Wayne Rooney y Carlos Tévez. Ahora, Anthony Martial, Marcus Rashford y Mason Greenwood.

Bobby Charlton (izquierda) y Eusebio (derecha) posando con la Copa de Europa en memoria de la final de 1968.

Los 56 goles que ha celebrado este joven terceto (el francés, con 24 años, es el mayor de los tres) en la presente temporada han vuelto a poner el foco en Old Trafford. Por ellos era preguntado Ole Gunnar Solskjaer estos días y el noruego no eludía la cuestión: "No es algo nuevo para el United", afirmaba. Para recordar al periodista el último gran ataque que se había enfundado la elástica mancuniana: "¿No viste a Rooney, Ronaldo y Tevez cuando jugaban, cuando sir Alex Ferguson les dio libertad dentro de una estructura?".

Cristiano Ronaldo, Carlos Tevez y Wayne Rooney en un entrenamiento en 2008.

El entrenador noruego ha bebido de la sabiduría del técnico escocés y ahora parece querer copiar aquello que tanto éxito le dio a sir Alex. "Trabajamos mucho los patrones y las posiciones donde queremos que estén los jugadores, entendemos que permuten posiciones y puedan aparecer en la derecha o en la izquierda... Ha pasado mucho el pasado año, a veces este mismo, los jugadores practicaban 'tippy-tappy football' (en referencia a un fútbol de toques cortes y más especulativo) y eso es algo de lo que nos queríamos deshacer. Ahora estamos siendo más progresivos y disciplinados en nuestras posiciones". En definitivo, fútbol vertical.

Gran presente, futuro brillante

Y ese es el tipo de fútbol que está devolviendo a los diablos rojos a la primera plana futbolística. Martial (24 años y 20 goles), Rashford (22 y 20) y Greenwood (18 y 16) se caracterizan, además de por su juventud, por su verticalidad y una vez las lesiones han permitido verles juntos con asiduidad (Martial y Rashford se han perdido varios partidos por molestias físicas), el United ha comenzado a volar (sin olvidar la llegada de un Bruno Fernandes que hace las veces de director de orquesta).

Si Anthony Martial y Marcus Rashford están confirmando lo que se esperaba de ellos, el encargado de agitarlo todo ha sido el último en llegar. Mason Greenwood, ya comparado con el propio Cristiano Ronaldo y con el Kun Agüero, ha demostrado tras el parón sanitario que Solskjaer no se equivocó en verano cuando decidió darle galones en lugar de cederlo para coger minutos. Así, de los 16 tantos que lleva celebrado en la presente temporada, nueve han sido en la Premier League, acercándole a otro histórico del fútbol inglés. Si consigue marcar un gol más, será el segundo adolescente del siglo XXI en hacer, al menos, 10 goles en la máxima competición doméstica (Rooney hizo once en su año debut con el United). Su mayor valedor, Solskjaer, lo tiene claro: "Puede llegar tan lejos como quiera".

Por el momento, Martial lleva 68 goles, Rashford 65 y Greenwood 16, 149 goles que ven desde lejos los 405 marcados por Rooney (253), Cristiano Ronaldo (118) y Tévez (34), pero no podemos olvidar que el nuevo terceto lleva la juventud por bandera (21,3 años de media). La Santísima Trinidad del United son palabras mayores, pero en Old Trafford necesitan luces después de demasiado tiempo sumidos en una oscuridad que por historia y presupuesto no les corresponde.