REAL VALLADOLID

El final de curso pone el foco sobre los delanteros del Pucela

Sandro, Guardiola y Ünal llevan 15 de los 29 goles del Real Valladolid, aunque solo dos después del parón. Mejoran, no obstante, los datos del año pasado.

El final de curso pone el foco sobre los delanteros del Pucela
PHOTOGENIC/MIGUEL ÁNGEL SANTOS

Goles son amores, dicen. También aseguran que amores reñidos son los más queridos. Y los que viven los delanteros del Real Valladolid con la salsa del fútbol así son, tan deseados como a veces anhelados. A falta de tres jornadas para la conclusión del campeonato liguero, los blanquivioletas han hecho 29 tantos y, de ellos, 15 han sido de sus puntas. Son más de la mitad y más de los que hicieron el año pasado. Y sin embargo, salvo que haya un sprint y un acicate final, todo parece indicar que la temporada acabará con cierta sensación de insuficiencia.

Enes Ünal y Sergi Guardiola han marcado seis goles, por los tres de Sandro, quien, lastrado por las lesiones, no ha podido superar en más que un tanto a defensas como Kiko Olivas o Joaquín, que han perforado dos veces la portería rival. Iguala a Óscar Plano, que se quedó estancado en los tres goles en la séptima jornada. No obstante, los guarismos de los puntas suponen ya una mejoría con respecto al pasado curso, cuando Ünal clavó los seis que lleva ahora, Daniele Verde hizo dos y Guardiola tres, después de llegar en enero, cuando se marchó el inédito Duje Cop.

En las ocho jornadas transcurridas después de la reanudación del campeonato, Ünal ha visto puerta dos veces, una de ellas de penalti, mientras que Sandro apenas ha podido jugar y Guardiola no ha encontrado el camino hacia el gol, como tampoco Miguel de la Fuente. Esta situación ha penalizado en algunos de esos encuentros, en los que el el Real Valladolid ha podido mejorar su cosecha y la falta de acierto impidió que consiguera un mejor botín, y si bien el juego del equipo ha sido puesto en tela de juicio, la producción ofensiva ha sido elevada.

Las tres fechas restantes, con los enfrentamientos ante Barcelona, Eibar y Betis permiten que haya todavía margen tanto para mejorar los números de estos futbolistas como para hacerlo con los globales, toda vez que el equipo ha hecho hasta ahora 29 goles, por los 32 de la pasada campaña. Con todo, el hecho diferencial radica en la defensa, donde todo parece indicar que se mejorará el registro del año pasado. Si entonces se recibieron 51 goles, por ahora van 39, lo que deja a la luz la fortaleza en esta parcela en la que tanto hincapié se ha hecho durante toda la temporada, también a la hora de defender el estilo de juego más efectivo que preciosista que exponen a menudo los blanquivioletas.

No fue así en partidos como el del Valencia, donde la producción ofensiva y un estilo más desenfadado no evitaron la derrota (cierto es, ante un equipo con gran calidad técnica). Y, por otra parte, tampoco los precedentes hablan de que una mejora en este ámbito diera un salto a nivel de resultados, puesto que el Portu y Stuani marcaron el año pasado 28 goles para el Girona, frente a los 19 de Chimy Ávila, Gallego y Cucho en el Huesca, mismos que hicieron Raúl de Tomás y Embarba en el Rayo. No obstante, algún festejo más de los delanteros a buen seguro habría sublimado aún más la temporada, buena de por sí, del Real Valladolid.