INGLATERRA

Havertz se acerca al Chelsea

Los agentes del jugador han comunicado al Leverkusen que quiere dejar el club "si llega una buena oferta", según el periodista de 'The Guardian' Fabrizio Romano.

Kai Havertz promete ser uno de los agitadores del próximo mercado de fichajes. A sus 21 años, el joven está preparado para dar un paso en su carrera y así se lo han hecho saber sus agentes al Bayer Leverkusen, el club en el que ha cambiado la etiqueta de promesa por la de realidad. Como bien informa Fabrizio Romano, reputado periodista de The Guardian, los representantes del jugador han comunicado al club de la aspirina que el fino mediapunta quiere dejar el club "si llega una importante oferta". Oferta que parece llegará desde las oficinas de Stamford Bridge, ya que, según continua Romano, "la cúpula directiva del Chelsea ha contactado a los agentes de Havertz y a Kai le gustaría unirse al proyecto" blue.

El conjunto londinense contaría con un infiltrado en las negociaciones: Timo Werner. El delantero alemán, compañero de Havertz en la selección y recién fichado por los de Lampard, ayudaría a convencer al del Leverkusen. Según esta información, la pelota está en el tejado del Chelsea, ya que el protagonista está a la espera de que hagan una oferta oficial. 90 millones de euros tienen la culpa (está valorado en 81 millones por Transfermarkt). Ese es el precio para sacar al jugador de la Bundesliga. Y es que, según parece, la opción Bayern de Munich habría sido descartada por el atacante tras confirmarse la llegada de Leroy Sané al conjunto bávaro.

El Chelsea ha vuelto al mercado de fichajes como un elefante entrando en una cacharrería. Desde que la sanción sin poder inscribir jugador ha pasado a mejor vida, el conjunto entrenado por Frank Lampard ya ha firmado dos de las incorporaciones del año. La de Timo Werner procedente del Red Bull Leipzig, ya mencionada, por 53 millones de euros, y la de Hakim Ziyech (Ajax), el marroquí más caro de la historia (junto a Achraf), por 40. De esta manera, si los londinenses quieren incorporar a Kai Havertz sin hacer frente a sanción alguna, ahora por no cumplir con el fair play financiero que impone la FIFA (el City ve peligrar la próxima Champions por eso mismo), tienen que hacer caja.

Para entrar, primero hay que salir

La rampa de salida de Stamford Bridge la ocupan, principalmente, seis hombres: Marcos Alonso, Michy Batshuayi, Danny Drinkwater, Tiemoue Bakayoko, Kenedy y Emerson Palmieri. La venta de estos jugadores, con especial énfasis en Emerson y en el español (internacional no hace mucho a las órdenes de Lopetegui) por ser los jugadores con mayor cartel de la lista, se antoja fundamental a la hora de seguir reestructurando este megaproyecto que tiene en marcha el Chelsea para la 2020-21.

Las razones por las que el jugador está en la lista de más deseados de 2020 saltan a la vista. En la presente temporada roza el doble-doble tan habitual en el baloncesto, con 17 goles y 9 asistencias en 43 partidos. Unos números que no son flor de un día, ya que la pasada campaña, la de su eclosión, llegó hasta el 20-7. Ya sea desde la mediapunta, desde banda derecha a pierna cambiada (su zurda es su mayor tesoro) e incluso como falso delantero, sus 189 centímetros juegan a su favor, si la situación lo requiere (ocho goles en ocho partidos como '9' del equipo) Havertz ha demostrado ser una de las joyas más brillantes del fútbol europeo. Él ha mostrado interés en cambiar la Bundesliga por la Premier, ahora es Abramovich quien debe decidir si le salen las cuentas.