INGLATERRA

La curiosa estrategia para que Taarabt triunfase en el QPR

"Si entras en nuestro campo, te multo con 50 libras", le dijo el entrenador de aquel equipo, Neil Warnock, quien lo recuerda con cariño.

La curiosa estrategia para que Taarabt triunfase en el QPR

Adel Taarabt ha sido uno de los mejores futbolistas que ha pasado por Championship, la segunda división inglesa. Aunque el resto de su trayectoria no ha respondido a las expectativas, el marroquí de ahora 31 años dejó una temporada de ensueño en el fútbol inglés, quizás la mejor realizada por un jugador de esa categoría. En la campaña 2010-11, el QPR subió a la Premier League con Taarabt como estandarte gracias a sus 19 goles y 21 asistencias que le pusieron en el foco de los grandes equipos de Europa.

Con la perspectiva que ha dado el tiempo, el entrenador de aquel equipo, Neil Warnock, lo recuerda con cariño: "Uno de mis mejores ascensos fue en 2011 con el QPR". Pero el peculiar estilo de Taarabt no fue fácil de encajar: "Tenía un chico que se llamaba Adel Taarabt al que le gustaba estarse quieto en el campo. Casi nunca había tenido a nadie del estilo. Así que decidí armar el equipo en torno a él y todo el mundo se involucró. Recuerdo que le dije a los capitanes: 'Chicos, sé que sois los capitanes, pero le tengo que nombrar como uno de los capitanes porque así sacaremos un 10% más de él'", explicaba Warnock en una entrevista.

Y detalló cuál fue la estrategia, incluso amenaza, para explotar el potencial de Taarabt: "Lo que hicimos en el QPR fue prohibirle entrar en nuestra mitad de campo. Y dije: 'Adel, si entras en nuestro campo, te multo con 50 libras. Y si alguno le pasa en nuestra mitad de campo, le multo con 50 libras'. Solía entrar en nuestro campo, se ponía entre los centrales, perdía el balón y podía costarnos un gol. Cuando dibujamos esos perímetros en los que nadie podía pasarle el balón, comenzamos a volar. Fue una temporada magnífica. Alguno de los goles que marcó aquella temporada... Buf, es uno de los mejores jugadores que he visto técnicamente".

Al año siguiente, en la Premier League, le fue imposible replicar su rendimiento. Tampoco lo ha hecho en las temporadas posteriores, a pesar de haber estado en el Milan, Fulham, Genoa o Benfica. "No fue fácil lidiar con él, pero mereció la pena. Ganamos la liga", sentenció Warnock.