MEMORIAS DE SUDÁFRICA

Nigeria quita su selección

El Gobierno del país africano decidió disolver dos años al equipo nacional tras el fracaso de las águilas verdes en el Mundial de Sudáfrica.

Selección nigeriana en 2010.
PAUL HANNA REUTERS

Pocas veces se han tomado decisiones tan drásticas en el fútbol moderno como la que tomó el Gobierno nigeriano tras el fracaso de la selección de su país en el Mundial de Sudáfrica 2010, en el que Nigeria cayó en la fase de grupos tras no poder superar a Argentina, Grecia ni Corea del Sur. El presidente del país en aquel momento, Goodluck Jonathan, decidió disolver el equipo nacional en la categoría absoluta durante dos años, con el objetivo de reorganizar el proyecto futbolístico de las águilas verdes y abordar el futuro del fútbol nigeriano de forma diferente tras los malos resultados cosechados en la Copa del Mundo.

Aunque la iniciativa sonara drástica y pudiera resultar escandalosa, contaba con el apoyo de varios de los pesos pesados futbolísticos del país. AS pudo hablar con Emmanuel Amunike, embajador nigeriano en el fútbol español tras su etapa en el Barcelona y Albacete y miembro de la selección olímpica campeona en Atlanta 96' y que eliminó a la Selección española en el Mundial de Francia 98', sobre la retirada del equipo nacional de su país: "Es una decisión sorprendente, pero comprensible. En 1990 pareció que íbamos a comernos el mundo, pero a la vista está que hemos retrocedido. Y no es sólo ganar o perder, es la imagen. Y la de Nigeria en este Mundial no ha sido buena".

Por supuesto la FIFA no iba a permitir que una se las selecciones más potentes del continente africano creara un precedente tan salvaje como el que se proponía el Gobierno de Goodluk Jonathan y amenazó con expulsar a la federación de Nigeria de la máxima organización del fútbol mundial. El 5 de julio, sólo unos días después de anunciar la retirada de la selección absoluta, se rectificó la decisión.