ESPANYOL - REAL MADRID | RAFA MARAÑÓN

"El Espanyol es un histórico; si baja, no es un descenso más"

Rafa Marañón, exjugador del club blanco y del Espanyol, ahora vinculado a la entidad blanquiazul, analiza al Madrid de Zidane y da su opinión sobre la delicada situación perica.

Rafa Marañón.
CARLOS MIRA

¿Qué le parece este Madrid?

Es un equipo en transformación. Para mí Zidane tiene buena mano. El Madrid funciona como un equipo y va mejorando. El Madrid debería pensar que si gana LaLiga sería fantástico, pero si no la gana no pasa nada, está haciendo equipo y va para arriba. El Madrid asciende y el Barça aguanta haciendo valer la responsabilidad de sus jugadores, pero necesita otras cosas. Tendrá que cambiar de plantilla. Si no vas metiendo jóvenes o haces fichajes especiales te convertirás en un equipo veterano con sus carencias. El Madrid está ganando en eso. Tiene sus grandes virtudes, eso no lo pierde, siempre pelea.

¿En su época también se hablaba de que los árbitros favorecían al Madrid?

Históricamente siempre ha pasado, pero al Barça también. A los grandes se les mira con lupa. En algunas circunstancias se les ha beneficiado pero en otras se les ha perjudicado. A veces se mira la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio. Hay circunstancias como la de Messi, que comete un error, y luego le pitan un penalti discutido, y con el Madrid pasa igual. Al final los del Madrid van a favor de lo suyo y los del Barcelona también. Al Espanyol nos han perjudicado. Siempre habrá injusticias. Quizás si se puede escuchar lo que comentan los árbitros la gente puede entenderlos más y salir de dudas.

Habla de su Espanyol, último y a ocho puntos de la salvación. ¿Cómo resume lo que ha pasado?

Hace justo un año empezábamos la pretemporada. Esto se ha hecho largo. Nos llenamos de Europa al comienzo y dejamos de lado LaLiga. El arranque no fue bueno. Y pensábamos que al ganar en Europa, ya arreglaríamos lo otro. Pero los resultados te pesan. Te acostumbras a vivir abajo. Ha habido tres entrenadores, con tres mentalidades muy distintas. Hicimos fichajes nuevos a mitad de temporada. Siempre confiamos en que habría tres equipos peores, pero no está siendo el caso.

Europa como sueño y pesadilla…

Era la ilusión. Las primeras derrotas en casa nos marcaron. Podía suceder, podía ser lógico, pero no fuimos capaces de darle la vuelta. Cuando estás abajo pasan estas cosas. Viví una situación extrema de jugador. En la temporada 77-78, antes de ir al Mundial de 1978, ganamos al Cádiz a falta de tres partidos. Nos quedaba un punto para salvarnos. Pero perdimos en casa ante Las Palmas y Racing. Y en Salamanca nos pegamos todo el partido mirando el marcador. No reaccionamos. Al final nos salvamos porque ganó el Racing y en el triple empate descendió el Betis.

Rafa Marañón.

¿Qué quiere decir con eso?

Que no hay nada escrito, que hay que esperar y animar. Todos debemos ser fieles. El aficionado siempre tiene que dar. Tuve la suerte de no bajar. No hay que hacer leña del árbol caído. Ya vendrá el momento de pedir responsabilidades, si las hay. Ahora hay que seguir apoyando, el equipo será honesto hasta el final y no todo está decidido.

¿Y qué significaría un descenso para el Espanyol?

Este club es historia de LaLiga. Somos el quinto club de Primera. Jugamos con esa carga y ese peso. No somos un equipo de provincias. Tenemos un arraigo a las competiciones y peleamos hasta por el reconocimiento en nuestra ciudad. No nos pueden comparar con otros que descienden. Tenemos nuestra gente, que será la misma. Seguro que si el equipo baja, Segunda puede ser una rampa de lanzamiento. Hay un proverbio chino que dice 'cuando te caes, para subir hay que agacharse para dar un salto'. Hay que ser humilde. No podemos ser soberbios. Somos el Espanyol pero nos equivocamos como todos. El Espanyol ha superado muchos momentos difíciles. Por honestidad hay que hacerlo lo mejor posible hasta el final. Lo veremos contra el Madrid.

"El Madrid asciende y el Barça aguanta haciendo valer la responsabilidad de sus jugadores, pero necesita otras cosas. Tendrá que cambiar de plantilla"

Volviendo al Madrid, usted conoce bien a Asensio. ¿Ha llegado su momento?

Asensio es un gran jugador, tocado por una varita mágica, que mete goles en momentos decisivos. Butragueño lo hacía con 18 años. Raúl, con 17 años tenía la soltura de un veterano, y empezó a meter goles también. No llegas por que sí, llegas porque vales y lo demuestras y tienes fe en lo que haces. Estuve en el Madrid y no demostré que metía goles. Si hubiera metido goles me hubiera quedado.

¿Lo ve capacitado para remontarle al City?

Lo veo. Lo ha hecho otras veces. El Madrid puede hacerlo perfectamente, es capaz de todo. Lucha hasta la saciedad, gana los partidos a base de entidad y de su entrenador. Antes tenía dos goleadores que marcaban y al final sesteaban. Estos partidos que ha ganado los ha peleado: no ha ganado barriendo, los extremos han acabado defendiendo...

Rafa Marañón.

Hablaba antes de que el Madrid funcionaba como un equipo y no dependía de un goleador. El Espanyol es el club de Primera cuyo pichichi lleva menos goles, solo cuatro. ¿Ese fue otro lastre del curso?

El gol se paga y se necesita. Aunque tengas un gran goleador a veces no vale o vale muy justo. Es importante que haya varios. Los goles son importantes. Hay buenos jugadores, pero no han marcado. La culpa es de todo el equipo, no solo del goleador. La necesidad es el juego. A veces a un equipo defensivo ya le vale con pocos goles. El Eibar no tiene grandes goleadores y coartaron al Valencia y están fuera del descenso.

¿Qué cree que sintió Wu Lei al fallar esa ocasión clarísima ante el Betis?

Eso no es un fallo, no sé qué palabra es. La sensación del jugador es que ha tirado todo por la borda. No es así. Ha luchado, ha trabajado, ha metido goles… Él quiere meterlo. Él debe pensar ahora mismo que ya no vale.

¿Qué le diría al perico?

No hay que darlo por hecho. Hay que ser fiel hasta el último momento. Hay que seguir con un apoyo incondicional a los futbolistas y entrenadores. Luego, ya se verá.