MEMORIAS DE SUDÁFRICA

Paso atrás de Europa

El Viejo Continente sólo metió a seis selecciones en octavos. Francia e Italia fueron las principales imágenes del fracaso.

Paso atrás de Europa
FILIPPO MONTEFORTE AFP

Una vez se finalizó la primera fase del Mundial, llegaron las primeras conclusiones: fracaso de Europa, África seguía sin levantar cabeza, dominaba Sudamérica y Asia mostraba mejoría. Europa sufrió un desastre. Sólo 6 de sus 13 países se habían clasificado para los octavos de final, un récord negativo con el actual formato de competición. La situación se agravaría sí o sí en las siguientes rondas ya que las seis se enfrentarán entre ellas (España-Portugal, Alemania-Inglaterra y Holanda-Eslovaquia) y sólo quedarían tres en cuartos. Otro apunte negativo, nada que ver con la situación del Mundial de 2006, cuando en Alemania pasaron 10 de las 14 y al final los cuatro semifinalistas fueron europeos (Italia, Francia, Alemania y Portugal). Un dato: los europeos nunca habían ganado un Mundial fuera de Europa, aunque España rompería después esa estadística.

África decepcionó en el primer Mundial en su continente. Sólo se clasificó Ghana (llegaría a cuartos). Cuatro años antes fue el único equipo africano que pasó la primera fase en Alemania. Asia mejoró. En la anterior Copa del Mundo sus cuatro representantes se fueron a la primera y en 2010 se clasificaron Corea del Sur y Japón. Además, los asiáticos le pillaron el truco al Jabulani y fueron los únicos que marcaron de falta con ese balón: el surcoreano Chu Young y los japoneses Honda y Endo.

El dominio en Sudáfrica era claramente americano. Sudamérica clasificó a sus cinco equipos (Brasil, Argentina, Uruguay, Chile y Paraguay), y la CONCACAF a México y EE UU. Sólo les faltó Honduras.