REAL ZARAGOZA

Linares y Dani Torres, el verdadero valor de un gran suplente

Su implicación y su profesionalidad están siendo de gran ayuda para Víctor Fernández y de enorme relevancia para el funcionamiento del grupo.

Linares y Dani Torres, el verdadero valor de un gran suplente
ALFONSO REYES

Juegan poco, pero siempre suman. Su implicación, su espíritu y su profesionalidad están siendo de gran ayuda para Víctor Fernández y de extraordinaria relevancia para el funcionamiento anímico de un grupo que no ha dejado de soportar desgracias de todo tipo a lo largo de la temporada. Hablamos de Miguel Linares y de Dani Torres, dos veteranos a los que el técnico no ha dudado en elogiar en público y en privado y que todavía pueden ser más relevantes en este tramo final del campeonato.

Linares, de 37 años, apenas ha jugado 507 minutos entre Liga y Copa, pero ha marcado ya cuatro goles y se deja el alma en cada entrenamiento y en cada oportunidad de jugar. No ha puesto una mala cara y no deja de animar desde el banquillo. En el fútbol casi nadie asume su declive, pero no puede haber mejor suplente en el Zaragoza que Linares, un ejemplo de comportamiento profesional para todo el grupo y que sueña cada día con decirle adiós al fútbol con el ascenso a Primera División.

Y lo mismo puede decirse del colombiano Dani Torres, que a sus 30 años se encuentra en la recta final de su aventura europea y con la mirada puesta en la liga estadounidense para apurar su último fútbol. Llegó al Real Zaragoza en el mercado invernal y ha gozado de pocas oportunidades, porque tiene por delante a Eguaras, Raul Guti y hasta James, pero ayer respondió a lo grande a la que Víctor lo puso en el once titular. Su comportamiento estos meses de reiterada suplencia también ha sido ejemplar, ayudando y animando sin quejarse y en estos siete últimos partidos apunta a ser una pieza esencial en la pelea por el ascenso directo.