RAYO VALLECANO I ENTREVISTA AS

Villar: "Mi hija cumplía dos añitos y yo marqué dos goles para ella"

Juan Villar (Aroche, Huelva, 19 de mayo de 1988) estrenó titularidad con el Rayo marcando un doblete en veinte minutos. Ahora, el delantero afila sus garras para el partido ante el Sporting.

Juan Villar celebra uno de sus goles en Riazor.
Jesus Sancho Rodríguez DIARIO AS

Juan Villar fichó por el Rayo el 20 de febrero y apenas pudo disputar 64 minutos con su nuevo equipo antes de que se decretase el estado de alarma. Han sido meses raros, pero el delantero ha vuelto ilusionado. Ya ascendió la pasada temporada con Osasuna y vislumbra algunas similitudes entre aquel vestuario y éste. Un buen grupo siempre es esencial.

—Estrenó titularidad con el Rayo firmando un doblete...

—Las sensaciones fueron muy buenas. Hacía mucho tiempo que no era titular y nunca lo había sido con el Rayo. Muy contento por eso y los goles, pero en lo colectivo nos fuimos con un empate. Tal y como se dio el partido fue un resultado justo.

—¿Había marcado alguna vez a los 28 segundos?

—No, no. Cuando lo hice, no le eché mucha cuenta. A los días me dijeron que había sido uno de los más rápidos de Segunda. Los delanteros vivimos de eso, de estar pendientes a todos los balones que llegan cerquita de la portería. Los goles fueron uno de pillo y otro, de estar en el momento idóneo.

—Goles y celebración (mostrando dos dedos) especiales.

—Lo había hablado con mi mujer, me pidió que lo hiciera si marcaba. Mi hija cumplía dos añitos el día después del partido y yo hice dos goles para ella. Se los dediqué.

Juan Villar enseña los dos dedos tras marcar el primer gol al Depor.

—¿Cómo ficha por el Rayo?

—Intenté salir de Osasuna en diciembre. Mi mente y mi cuerpo me pedían competir y sentirme importante. Cuando me llamó el Rayo ni me lo pensé. Pero fue llegar y pronto vino la epidemia. Ha sido un año complicado para mí, con mucho cambio, pero es lo que nos ha tocado vivir y hay que adaptarse.

—¿Cuáles han sido sus primeras impresiones del Rayo?

—Lo poco que viví con la afición me demostró que es increíble, su apoyo al equipo... Es la esencia de este club. También me ha gustado mucho el vestuario.

—¿Los contratiempos les han unido más?

—Totalmente. Ha sido fundamental este grupo para seguir con opciones de playoff y ascenso. Aspiramos a todo. Por mi experiencia con Osasuna el curso pasado sé que el vestuario es un factor muy importante para subir. Estando unidos se sale más rápido de los malos momentos. Aquí lo veo parecido.

—¿Cuáles son las claves para el ascenso?

—Tener regularidad, un grupo bueno, una plantilla amplia... y esa pizca de suerte en momentos oportunos.

—¿Cómo viven este nuevo fútbol?

—Intentando adaptarnos lo antes y lo mejor posible. La esencia del fútbol es la gente y sin ella es difícil. Da pena pisar un estadio vacío...

“Para ascender hay que tener buen grupo..., y una pizca de suerte”

—¿Y los horarios?

—Jugar a las 17:00, 18:00 o 19:30 en estos meses es una locura. Hace mucho calor. Deben mirarlo porque, con estas temperaturas, no es bueno ni para nosotros ni para el espectáculo.

—¿Se imaginó un inicio liguero así?

—Nadie sabía cómo iban a reccionar las piernas tras el confinamiento. Hay buenos jugadores en el Rayo y las cosas nos están saliendo muy bien. Si nos duran las pilas podemos meternos en playoff.