MEMORIAS DE SUDÁFRICA | DIARIO DE LA ROJA

"¿Vos sos el candidato?"

España pasó de favorita a comparsa tras la derrota ante Suiza. Nunca antes un país que había perdido el primer partido había conseguido ganar el Mundial.

Del Bosque compareció en una rueda de prensa no programada.
CHEMA DIAZ DIARIO AS

La Prensa internacional recibió con sorpresa la derrota de España ante Suiza, y en algún caso no pudo disimular su alegría. A la postre, la Selección era la vigente campeona de Europa, y por lo tanto una de las grandes favoritas. "¿Vos sos el candidato?", tituló Olé. "¿El candidato? Joder... España llegó con chapa y perdió ante Suiza en su debut. El gol de Gelson deja el mayor batacazo en lo que va de Mundial", dijo sobrado el medio argentino.

También en Italia cargaron con dureza contra España por el varapalo con Suiza. Los italianos tiraron esta vez de ironía: "Furia rota", tituló Tuttosport haciendo un juego de palabras con la Furia Roja. "España, clamoroso KO: vence Suiza. España perdonó y acabó perdiendo en su debut en el Mundial. Los suizos, además, enviaron otro remate al palo", dijo el diario turinés. En Francia fueron menos frívolos y más precisos: "España fracasa". "Primera gran sorpresa del Mundial. La favorita pierde en su debut contra Suiza, un equipo sólido. 24 remates de España y sólo ocho de Suiza. Para nada", escribió Le Monde.

Había motivo para las críticas. Las estadísticas daban vidilla a los agoreros. En las cinco veces anteriores en las que España había perdido el primer partido del Mundial, sólo en una había logrado superar la fase de grupos, en México-86. No pasó de la primera fase en Chile-62, Inglaterra-66, Argentina-78 y Francia-98. Además, otro dato preocupante estaba en su contra: nunca en la historia de la Copa del Mundo un país que había perdido en el debut había conseguido ganar el título. Por si fuera poco, Brasil ya era líder en las apuestas y tanto Argentina como Alemania y Holanda habían subido enteros. El cuadro estadístico mostraba a dos grandes potencias de Sudamérica: Brasil y Argentina, los reyes de los Mundiales, frente a dos aspirantes europeos que nunca habían tocado la gloria: España y Holanda. Nadie sabía la sorpresa que iba a deparar el futuro.

Lógicamente, con ese escenario, la consecuencia fue un ambiente de funeral en el cuartel general de España, en Potchestroom. Del Bosque, que no tenía previsto dar más explicaciones que las que ya había ofrecido en Durban, en la rueda de prensa posterior al partido, apareció para dar un mensaje de calma y optimismo: "No es el momento de lamentarse por la derrota y tampoco hay tiempo para eso. Lo que hay que hacer es rebelarse para darle la vuelta a la situación". Desde ese momento, España se vino arriba como nunca antes...