ESPANYOL

Oier o el debut soñado del jugador 31 en LaLiga

El cuarto fichaje de invierno pudo estrenarse oficialmente ante el Alavés. No recibió ni un tiro a puerta. "Lo importante es que el equipo se salve", dijo.

Oier Olazábal.
Marc Gonzalez Aloma / AFP7

Oier Olazábal fue el fichaje más sorprendente del mercado de invierno, y el último. La dirección deportiva decidió incorporar un portero con vistas al futuro, teniendo en cuenta que Diego López acaba contrato cuando expire LaLiga y que la presencia de Andrés Prieto esta temporada ha sido testimonial. Más de cuatro meses después de aquella llegada, por fin pudo debutar el meta ex del Levante. Un estreno soñado, como él mismo reconoció.

"Tampoco fue un encuentro muy plácido, aunque el partido se puso de cara. Lo importante es que el equipo ha ganado. Cualquiera hubiera firmado esto en su debut. No he tenido trabajo, pero la clave es que hayamos ganado", reiteró después en sala de prensa. Oier se aprovechó de la sanción de Diego López, expulsado ante Osasuna antes del parón por el COVID-19, y le ganó la partida a Andrés, aunque hasta última hora Abelardo Fernández mantuvo la incógnita.

"No hubo nada claro. Me recuperé en casa en el confinamiento de la lesión que tuve, y luego me he ido encontrando cada vez mejor. Con N'Kono y Salvador (entrenadores de porteros) se trabaja muy bien. Lo importante es que el equipo se salve", reiteró el guipuzcoano, cuyos números en el encuentro fueron inmejorables, en parte también por la expulsión de Fernando Pacheco, otro portero protagonista del encuentro.

Oier no recibió lanzamientos y logró resolver con seguridad tres centros laterales con buenas salidas. Con los pies apenas tuvo que emplearse a fondo debido a que los vascos dejaron de realizar una presión alta cuando Pacheco fue expulsado en el minuto 18. Con su debut, se amplia la nómina de jugadores utlizados por el Espanyol en LaLiga, que alcanza ya los 31.